miércoles, 30 de noviembre de 2005

Paula C

Parte de las andanzas de Rubén Blades en la ciudad de Nueva York se ven retratadas en este tema, grabado por el panameño con el respaldo de la orquesta de Louie Ramírez. Es una suerte de lamento, donde la tristeza invade al ser cuando la mujer amada decide partir. Una situación que, quizás, a muchos de nosotros nos haya sucedido.



PAULA C (Rubén Blades)

Paula C,
con el silencio se marchó sin contestar
Y comprendí aquella noche
que ya nunca jamás
olvidaría su querer.

Paula C,
la madrugada me envolvió
en su oscuridad
Y aunque parezca raro
me hizo ver
con más claridad
lo que es amar
a una mujer.

Ya tu regreso,
de nuevo aquel beso
me hizo vibrar
Y así volví a soñar,
y así volví a cantar
Y con el llanto
volviste temblando
y te oí murmurar
Que yo era todo para ti
y nada más.

Paula C,
hoy la distancia
nuevamente
entre los dos
Es la que anima
y me inspira por ti
esta canción
A la que me entregó su amor,
a Paula C

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
triste llega caramba y mi cama está vacía

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Busco de noche, busco de día, busco en la carta y adonde se iría

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Vivir sin un Amor no vale nada, no vale nada, tu ve!

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Paula dónde te has metido caramba, dónde te has ido a esconder

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Nueva York, Ciudad fría muéstrame tu corazón, di si está aquí en Manhattan o está allá en el Bronx

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Me paso la noche por la calle 82 a ver si la encuentro asomada al balcón

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
De buscar por el barrio me cansé, busca y busca y nunca la hallé

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Oye, pero que triste, pero que triste, triste, triste quedé cuando se fue Paula C

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Tristeza, vete muy lejos, para no perder la fe

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Pasé por Brasil y no la hallé, hay donde estará Paula C

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Busco de noche, busco de día, busco en la carta y adonde se iría

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Oye, pero que triste, pero que triste, triste, triste quedé cuando se fue Paula C

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Pero que vuelve nena, ven ven, pero que vuelve pronto, ya ya, anda Paula apúrate

Oye que triste quedé, cuando se fue Paula C
Tristeza, vete muy lejos, para no perder la fe.

martes, 29 de noviembre de 2005

Tierra en trance

Según nuestros amigos de la Real Academia Española de la Lengua, encontrarse en un estado en el cual el alma se siente en unión mística con Dios es uno de los significados de la palabra trance, lo cual nos da unas primeras luces de lo que el Irakere, Chucho Valdés mediante, lograría con su producción Tierra en trance del año 1985.


Portada original del disco Tierra en trance, Irakere, 1985

De una forma realmente coherente, Irakere nos pasea por una diversidad de ritmos afrocubanos y afroamericanos, con temas como Palia, el insustituible bolero Las margaritas, lo intrincado de ritmos como el son, rumba y guaguancó presente en los temas A Chano Pozo y Estela va a estallar, así como la experimentación de ritmos y sonidos presentes en Tierra en trance, tema que da título a esta producción. El estilo pianístico depurado, explosivo y virtuoso de Valdés destaca como líder de una agrupación que está inscrita en la lista de innovadores en el campo musical.

Reedición del disco Tierra en trance, Irakere - Volumen X, Colección Cubana

Es un trabajo discográfico para tenerlo siempre en cuenta, más cuando corren tiempos donde la mediocridad pareciera ser el plato fuerte del día. Ritmos que parecen adentrarnos en las raíces africanas que están presentes en latinoamérica, cimarronaje que llevamos marcado en nuestros genes y que se pone de manifiesto a través de las notas y los silencios, es parte de la oferta que Tiera en trance le ofrece a quien lo escucha. Armonías complejas, pero que ambientan de manera singular el mensaje ancestral que nos presenta una banda sólida y de propósito definido.

Lo llevo en la mente todo el tiempo, recordando cada solo, cada obligado, cada acorde como las sílabas que aprendemos en el proceso de inicio a la lectura.


Bonus text
Aqií les dejo los significados de la palabra trance, según la Real Academia Española de la Lengua.

trance
(Del fr. transe, de transir, y este del lat. transīre).
1. m. Momento crítico y decisivo por el que pasa alguien.
2. m. Último estado o tiempo de la vida, próximo a la muerte. Último trance. Trance postrero, mortal.
3. m. Estado en que un médium manifiesta fenómenos paranormales.
4. m. Estado en que el alma se siente en unión mística con Dios.

miércoles, 23 de noviembre de 2005

Más preciso no se puede ser...

El arte de dirigir consiste en saber cuando hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta.

lunes, 21 de noviembre de 2005

Recibiendo el testigo

Recibo el testigo del buen amigo Petrusco.

No quiero llamar cadena a esta clase de cuestionarios, ya que éstos siempre tienen sus amenazas al final, siempre y cuando decidas no hacer lo que te piden. Sencillamente, creo que esto es un ejercicio interesante para describir, de forma rápida, los gustos y tendencias musicales de cada quien. Aquí les va

1. Tamaño total de los archivos de música de mi computadora:
Aproximadamente 20 Gb, sin contar lo que he llevado a CD para almacenar y liberar espacio del disco duro.

2. Último disco que compré:
De dónde venimos y hacia donde vamos de Herencia. Un excelente trabajo de fusión afrovenezolana, sólido, recomendable.

3. Canción que escucho en este momento:
Expresso 2222 de Gilberto Gil

4. 5 canciones que escucho mucho o que tienen algún significado para mí:
- Mediterráneo, Joan Manuel Serrat
- Pablo Pueblo, Rubén Blades
- Hendrina, Napoleón Lucena
- Earthdance, Jerry González & Fort Apache Band
- Estela va a estallar, Irakere
- La Duquesa de La, Antonio Carrillo
- Mambo Inn, Mario Bauzá

Sin embargo, la lista es mucho más larga

5. Personas a las que les paso el testigo:
Al pana Fedosy

jueves, 17 de noviembre de 2005

La clave

Mucho se habla de ella, o de ellas. Y, la verdad, a veces resulta dificil hablar de ella, mejor dicho, de ellas. De modo que intentaré explicar como es todo este asunto de la clave.

En primer lugar, existe un instrumento llamado Claves, el cual consiste en dos palos que se golpean uno contra el otro para producir un patrón ritmico definido (el cual trataremos más adelante) sobre el cual se basa la música afrocubana. En la gráfica siguiente se obsevan unas claves.


Bien, ya hemos visto el instrumento, pequeño en tamaño, pero que domina por completo al resto de los instrumentos, cuando de música afrocubana o afrolatina se refiere.

Ahora hablemos de la clave. La clave es el patrón por donde deben regirse el resto de los instrumentos y cantantes (en caso que los haya). Algunos autores definen la clave de la siguiente manera

Esta frase rítmico–musical o clave, va integrada y relacionada con la melodía y el ritmo, siendo obligada su correspondencia con todo el entorno musical en que esté sonando, de no ser así se alteraría el orden natural de concordancia entre la clave y la música quedando como clave atravesada(atravesá), cruzada o montada, calificativos usados en Cuba para definir la clave mal tocada o fuera de lugar en la música.

Otros la definen así:

Es tambien el nombre del ritmo en si, que se produce con los palitos. Un compás de cinco notas que sirve como la fundación de los ritmos en la música salsa.

La gente del sello Putumayo la define de la siguiente manera:

El elemento fundamental del son es un patrón rítmico llamado clave. Tocado con dos pequeños palos de madera, o “claves”, este ritmo reiterado es la base sobre la cual se estructuran los demas elementos musicales, que la da el swing característico que lo ha hecho tan popular en el mundo entero.

Es por ello que es común escuchar, en ensayos, toques y hasta en discos la frase "¡está fuera de clave!" con la cual le dicen a un músico que no está guardando respeto por la clave, que lo está haciendo atravesado o fuera de ritmo, lo que equivale a hacerlo mal.

Espero que con estas pequeñas explicaciones todos podamos estar en clave....toc, toc, toc...toc, toc.

miércoles, 16 de noviembre de 2005

Realmente Nicolás


Oriente, región donde el mar besa incansablemente las costas de nuestro país, donde el sentimiento se ve reflejado en un amanecer a la orilla de la playa, donde la perla más grande emerge del mar para convertirse en musa gentil de poetas y compositores, donde la Virgen del Valle protege al que llega a su encuentro con su cálida luz. Oriente, donde el sentimiento de su gente se ve reflejado en sus costumbres, tradiciones y, para variar, en su música. Polo, malagueña, golpe estribillo, jota y galerones, entre otros, componen parte de la oferta musical que el oriente del país pone a la disposición de quienes desean disfrutar de la diversidad cultural que tenemos. Una muestra de ello la podemos apreciar gracias al flautista venezolano Nicolás Real, quien ha coronado años de esfuerzo y dedicación al ofrecernos su primera produción discográfica titulada Música oriental venezolana, donde predomina un respeto por la tradición y las formas que caracterizan a la música del oriente del país. El repertorio consiste en composiciones hechas por músicos como Beto Valderrama y Francisco "Chico" Real, así como piezas pertenecientes al folklore, todo hecho como un homenaje a la tierra, costumbres y tradiciones que trae por herencia pero que se llevan labradas en el alma. Es un disco que nos pasea a través de las aguas que refrescan las costas orientales, donde la flauta toma el papel protagónico que, normalmente, tiene la mandolina, pero con un carácter dulce, delicado, sobrio. Así las cosas, Nicolás Real demuestra que su solvencia y calidad musical no están presentes, unicamente, dentro del campo de la música académica, donde su experiencia es realmente amplia, sino también en el campo de la música popular, síntoma inequívoco de versatilidad. Un disco y un músico para no perderlos de vista.

domingo, 13 de noviembre de 2005

¡Parao!

A quienes viven de túnel en túnel

En un artículo escrito hace algún tiempo, trataba de explicar la importancia de la producción Mundo de Rubén Blades, de su universalidad y de la temática plasmada en el CD. Sin embargo, hoy me detengo en el tema Parao, profunda y sensible visión sobre las vivencias de los gitanos en Europa, aunque esta situación podría estar en otros espacios y tiempos. El panameño argumenta el tema de la siguiente manera:

La idea de la canción surgió de mi lectura del libro, "Bury Me Standing", de Isabel Fonseca, una crónica de la desesperada situación de los gitanos en Europa Oriental y de la persecución que han sufrido desde el siglo XV.

Argumento por todos los que de una forma u otra han sido víctimas de la intolerancia racial, religiosa, política y cultural. Es una extensión del dicho, "mejor morir de pie que vivir de rodillas".

Parao (Rubén Blades)

Hay quien ve la luz al final de su tunel
Y construye un nuevo tunel, pa no ver

Y se queda entre lo oscuro, y se consume
Lamentando lo que nunca llego a ser

Yo no fui el mejor ejemplo y te lo admito
Facil es juzgar la noche al otro dia

Pero fui sincero, y eso si lo grito
Que yo nunca he hipotecado al alma mia

Si yo he vivido parao, ay, que me entierren parao
Si pague el precio que paga el que no vive arrodillao!
La vida me ha restregao, pero jamas me ha planchao
En la buena y en la mala, voy con los dientes pelaos!
Sonriendo y de pie, siempre parao!

Las desgracias hacen fuerte al sentimiento
si asimila cada golpe que ha aguantao

La memoria se convierte en un sustento
Celebrando cada rio que se ha cruzao

Me pregunto, como puede creerse vivo
El que existe pa culpar a los demas?

Que se calle y que se salga del camino
Y que deje al resto del mundo caminar!

A mi me entierran parao, ay que me entierren parao
Ahi te dejo mi sonrisa y todo lo que me han quitao
Lo que perdi no he llorado, si yo he vivido sobrao,
Dando gracias por las cosas que en la ruta me he encontrao
Sumo y resto en carne propia, de mi conciencia abrazao,

Parao! Aunque me haya equivocao
Aunque me hayan señalao
Parao! En agua de luna mojao
Disfrutando la memoria de los rios que he cruzao
Aunque casi me haya ahogao, Sigo parao! Parao!

viernes, 11 de noviembre de 2005

Otra más de Catalino

Otra de las canciones clásicas dentro del mundo de la salsa, Marejada feliz, interpretada por Roberto Roena y su Apollo Sound. La temática del amor tratada por el Tite Curet Alonso a su muy particular estilo, desgranando el tema para digerirlo lentamente. Una verdadera cabilla, sin duda.


Marejada Felíz (Tite Curet Alonso)


Potente cual marejada fué su amor
la playa de mi cariño la arrasó
en mi fué tan dolorosa que es mi vida
llorar por aquella triste despedida.

Marejada feliz,
vuelve y pasa por mi
aun yo digo que sí,
que todavia pienso en ti.

El vertigo que mi alma provocó
lo intimo sacudió en mi corazón
traté de evitar su rápida partida
su amor que sigue lejano de mi vida.

Marejada feliz,
vuelve y pasa por mi
aun yo digo que sí,
que todavia pienso en ti.

Coro:
Quisiera la marejada,
la playa de mi cariño.
Sin ella no estoy en nada,
sollozando como un niño.

martes, 8 de noviembre de 2005

Una ofrenda para Vytas

Definitivamente, nos llevabas una morena. Apreciar nuestra música de la manera en que lo hiciste tiene más virtudes y méritos de las que usualmete le adjudicamos. Darle la proyección y elementos para conjugarse con otros estilos y culturas te catapultaron, sin duda, a los límites donde algunos privilegiados pueden llegar. Como todo buen innovador en propuestas artísticas, fuiste criticado, ignorado y hasta de loco tildado, pero eso nunca amilanó tus deseos de proponer cosas realmente innovadoras. Grande y elocuente fue el brilo de San Agustín, o el sonido de aquella soñada Princesa o, más bien, el lento caminar del Morrocoy. Nos llevabas una morena, y así lo demostraste en aquel tiempo cuando, rockeros o no, te seguíamos el paso porque nos sentíamos identificados tanto por la nacionalidad como por la expresión foránea que venía a bailar junto a la nuestra. Con sobrada razón diste a entender aquello que dice que las culturas, aunque tengan diversidad, pueden fusionarse entre ellas para crear nuevas e interesantes expresiones. Así nos lo mostraste, así lo asumimos, así lo aplaudimos.
Sabemos que estás en algún lugar no muy lejano, eso sí, frente al piano a al teclado.
Vytas, el 19 de septiembre de 1946 llegaste al mundo en Tubingen, Alemania, con ideas que, con el pasar del tiempo, llegarían a darle vueltas al globo. Sin embargo, decidiste partir hacia otros destinos un 18 de marzo de 2004 en Salzburgo.
Hoy día, recordamos aquella Ofrenda que hiciste, aquel particular y cautivador sonido, siempre progresivo, siempre Vytas. Nos seguirás llevando una morena.

lunes, 7 de noviembre de 2005

Lo dijo Manuel de Falla

Error funesto es decir que hay que comprender la música para gozar de ella. La música no se hace, ni debe jamás hacerse para que se comprenda, sino para que se sienta.

viernes, 4 de noviembre de 2005

The Six Wives of Henry VIII

Rock Sinfónico del bueno, sin concesiones, logrando música que escala hasta niveles superiores. Mucha madurez en las composiciones, donde lo clásico, el rock y algún leve matiz de jazz logran mezclarse para producir una de las obras más importantes del rock. Cada tema está compuesto con el "feeling" necesario, pero con mucha inteligencia, logrando crear el ambiente que mantenga viva la conceptualización prevista. Piano y teclados a cargo de Rick Wakeman consituyen un piso sólido, sin posibilidad de resbalar, capaz de mantener viva el alma de las seis esposas de Enrique VIII. Por otra parte, el poder entrelazar elementos de la historia con la música hacen de este disco un ejemplar muy particular, digno de escuchar cada vez que la nostalgia nos lleve por los caminos del rock y sus variantes. Un CD que ha atrapado nuestra atención desde un primer momento y, sorpresivamente, la atención de aquellos que no conocen esta parte de la cultura rock.
Temas
1.- Catherine of Aragon
2.- Anne of Cleves
3.- Catherine Howard
4.- Jane Seymour
5.- Anne Boleyn
6.- Catherine Parr
Músicos
Rick Wakeman: Keyboards
Alan White: Drums
Barry de Souza: Drums
Barry St. John: Vocals
Bill Bruford: Drums
Chas Cronk: Bass
Chris Squire: Bass
Dave Cousins: Electric Banjo
Dave Lambert: Guitar
Dave Winter: Bass
Frank Riccotti: Percussion
Judy Powell: Vocals
Laura Lee: Vocals
Les Hurdle: Bass
Liza Strike: Vocals
Mike Egan: Guitar
Ray Cooper: Percussion
Steve Howe: Guitar
Sylvia McNeill: Vocals

miércoles, 2 de noviembre de 2005

Nos vamos de bolero...

Algunos hemos tenido la oportunidad de vivirlo, otros no. Algunos lo hemos interpretado, y hasta hemos asumido como propia una historia ajena en la figura de un bolero. De todas maneras, el más universal de los géneros siempre tendrá una historia que recordarnos, nos llevará a evocar momentos que deambulan en un cajón que llamamos olvido y, con seguridad, será el vehículo para explorar setimientos y emociones que vienen impregnadas del tema amoroso. Hoy recuerdo el inolvidable tema Mi triste problema, obra inmortal del compositor boricua Tite Curet Alonso. La interpretación, por allá cercano a 1975, corrió por cuenta de Cheo Feliciano, todo un maestro en el arte de cantar un bolero. Mi triste problema es, sin duda, uno de los boleros que más disfruto escuchar, aunque no sé si pueda atreverme a cantarlo.

Mi triste problema (Tite Curet Alonso)

Vivir a tu lado
con el pensamiento
fuera de lugar.
Seguir angustiado
viendo que se pierde
la felicidad.

Estar convencido
de que en un vacío
peor que le olvido
se hundió todo aquello
que siendo tan nuestro
ya es tiempo perdido.

Andar con la pena
de que nadie sepa
cual es mi dolor,
sentir mi problema
y vivir la vida
con cara de amor.

Y con pesadumbre
contestarle al mundo
que nada ha pasado.
Como de costumbre
seguir mi camino
sonriendo a tu lado.

Andar con la pena
de que nadie sepa
cual es mi dolor.