miércoles, 2 de noviembre de 2005

Nos vamos de bolero...

Algunos hemos tenido la oportunidad de vivirlo, otros no. Algunos lo hemos interpretado, y hasta hemos asumido como propia una historia ajena en la figura de un bolero. De todas maneras, el más universal de los géneros siempre tendrá una historia que recordarnos, nos llevará a evocar momentos que deambulan en un cajón que llamamos olvido y, con seguridad, será el vehículo para explorar setimientos y emociones que vienen impregnadas del tema amoroso. Hoy recuerdo el inolvidable tema Mi triste problema, obra inmortal del compositor boricua Tite Curet Alonso. La interpretación, por allá cercano a 1975, corrió por cuenta de Cheo Feliciano, todo un maestro en el arte de cantar un bolero. Mi triste problema es, sin duda, uno de los boleros que más disfruto escuchar, aunque no sé si pueda atreverme a cantarlo.

Mi triste problema (Tite Curet Alonso)

Vivir a tu lado
con el pensamiento
fuera de lugar.
Seguir angustiado
viendo que se pierde
la felicidad.

Estar convencido
de que en un vacío
peor que le olvido
se hundió todo aquello
que siendo tan nuestro
ya es tiempo perdido.

Andar con la pena
de que nadie sepa
cual es mi dolor,
sentir mi problema
y vivir la vida
con cara de amor.

Y con pesadumbre
contestarle al mundo
que nada ha pasado.
Como de costumbre
seguir mi camino
sonriendo a tu lado.

Andar con la pena
de que nadie sepa
cual es mi dolor.

6 comentarios:

LuisCarlos dijo...

PERFECTO!!! si la canté el sabado!!!
y es correcto, esa versión es única e irrepetible... vaya canción tan hermosa

Ariel Miranda dijo...

Gracias al guitarrista de "El Maní es Así" la desafiné el viernes pasado a mi negra en la pata e´la oreja. En cuanto a boleros me quedo con "Que te pedí" de La Lupe, solo que los primeros compases de "Mi triste problema" me hacen una regresión hasta los tiempos de César Miguel Rondón en Radio Aeropuerto. Ayer nada mas!!!

Fósforo Sequera dijo...

Gracias por los comentarios, son bien recibidos. Pueden volver cuando gusten, hay espacio para todos.

Paz

Fedosy dijo...

Recuerdo noches lacrimógenas al compás de voces chillonas, medias panti y tacones, bembas y jarrafones contra el sofá aplastadas. Despechadas viven las putas entre el sol y la madrugada.
Mi triste problema siempre fue que nunca me supe una sola canción de esas. Pero a ellas no les importaba.

Genaro dijo...

Busque la cancion en la red con audio quiero decir para sentir lo que dices..y es espectacular
saludos viejito estamos en contacto

Anónimo dijo...

Fosforo Sequera, una excelente iniciativa la de publicar en la red, una ventana que te permita mostrar y compartir toda esa carga emotiva que encierras en tí. La música y el deporte, dos aliados inseparables en nuestras vidas. Mi respeto y admiración continúan in crescendo. Un abrazo. Cheo Ore-Jazz