jueves, 8 de diciembre de 2005

Hoy se cumplen Veinticinco años del asesinato de John Lennon


La locura y las armas siempre han sido malas compañeras, y justo tenían que andar juntas un 8 de Diciembre de 1980 para ir al encuentro de uno de los 4 grandes de Liverpool. Tuvo que ser una bala la que callara sus palabras, pero nunca las balas podrán callar el mensaje y el legado de un hombre comprometido con sus ideas y pensamientos. Físicamente ha sido su partida, aunque de alma, sonido y espíritu siempre estará de nuestro lado.



Una reproducción del artículo que publicó la agencia de noticias EFE

EFE.- Fans de todo el mundo están convocados hoy a una vigilia en Nueva York para conmemorar el 25 aniversario de la muerte de John Lennon, quien comparaba su popularidad con la de Cristo y que fue asesinado por un desconocido que quería alcanzar la fama. Un cuarto de siglo después del crimen, la víctima es un mito aún mayor de lo que fue en vida, mientras el verdugo, Mark Chapman, cumple cadena perpetua y reconoce: "por un lado, he realizado mi objetivo, aunque, por otro, soy mas don nadie que entonces". Como todos los años desde el 8 de diciembre de 1980, día del asesinato, los admiradores del artista se congregarán bajo un olmo de Central Park situado frente al edificio Dakota, de la calle 72, donde residía y ante el que fue asesinado. En el lugar hay un mosaico con la palabra Imagine, en honor de la canción más conocida de Lennon en solitario, y lleva el nombre de Strawberry Fields, como la composición de la que más se enorgullecía el músico durante la etapa que formó parte de los Beatles, cuando dijo que eran "más populares que Jesús". Los fans de Lennon cantarán canciones, elevarán plegarias y encenderán velas en memoria de su ídolo, aunque la policía ha advertido de que disolverá la reunión a la 01:00 del viernes, para preservar la tranquilidad del vecindario. La cita, en la que se espera una asistencia multitudinaria, es a las 10:50 de la noche, hora en que Lennon, de 40 años, regresaba a su domicilio y cayó muerto por cuatro de las cinco balas que le disparó Chapman, de 25 años. Veinticinco minutos después, a las 11:15, John Lennon expiraba. El suceso fue presenciado por su esposa, Yoko Ono, que fue quien llamó a la policía, y José, un hispano portero del inmueble y que desarmó y puso a disposición de las autoridades al asesino. El crimen conmocionó al mundo y marcó el inicio de una curiosidad, que no parece tener limites, sobre la personalidad de sus dos protagonistas. De Lennon se han reeditado discos, escrito biografías y realizado reportajes que lo configuran como el más rebelde y creativo de los Beatles, y uno de los artistas mas influyentes del siglo XX, tanto por su música como por su activismo político y social. El aspecto humano del personaje, que vivió una atormentada infancia con su tía Mimi, tras ser abandonado por su madre Julia, permanece, no obstante, en la controversia. En declaraciones el miércoles al diario "New York Post", Yoko Ono lo describe como "un hombre tranquilo y un padre responsable". En un reciente libro, su primera mujer, Cynthia, le califica, sin embargo, de "posesivo y violento", y el último testimonio con su propia voz tampoco refleja el idealista en busca de concordia universal que dejaban traslucir sus canciones. En una entrevista realizada en 1970 -poco antes de la separación de los Beatles- y emitida ahora por la BBC, Lennon dice: "estamos hartos de ser acólitos de Paul McCartney, que vaga sin rumbo", y expresa desprecio por Georges Harrison. Más complejo todavía es el perfil de Chapman, un tejano que tras perpetrar el asesinato dijo haberlo cometido "para alcanzar fama". Chapman admiraba a Lennon hasta que, meses antes de acabar con su vida, le empezó a considerar "un farsante". Ese cambio de opinión no impidió que el día del crimen fuera al edificio Dakota para pedir a Lennon que le firmara un ejemplar del disco "Double Fantasy", su ultima grabación, horas antes de presentarse de nuevo en el lugar para esperar por segunda vez a su víctima, en esta ocasión para asesinarla.En un documental de próxima emisión -que lleva el inequívoco titulo de "Yo maté a John Lennon"-, Chapman reitera que el día del crimen "nada podía detenerme" y que "era como un tren sin frenos". Esas declaraciones son parecidas a las que hizo en 2004, cuando también afirmó: "por un lado, he realizado mi objetivo, aunque, por otro, soy más don nadie que entonces". Mark Chapman, que cumple su condena en la prisión de Attica -en Nueva York-, ha solicitado la libertad condicional tres veces. En todas le fue denegada, tras las movilizaciones populares lideradas por Ono y la hermana de Lennon, Julia, quien se muestra convencida de que si Chapman recobra la libertad, alguien acabaría por matarle. EFE


All we are saying is give peace a chance
Jonh Lennon

5 comentarios:

Fedosy dijo...

Gran recuerdo gran Fósforo.

Qué se pudra MDCH!

Larga vida a Lennon!

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Un día para recordar esos absurdos de la vida... o del ser humano, como decía Ionesco.

Cordial saludo.

NBV dijo...

Mira esta historia de ficción sobre John Lennon en Maracaibo

Anónimo dijo...

muy elocuentes, inteligentes y atinados todos tus articulos Jazzito....

Fósforo Sequera dijo...

Fedosy: Totalmente de acuerdo contigo.

Enigmas: Un día que recordamos con tristeza, pero aun queda el legado de Lennon.

NBV: Excelente historia, gracias.

Anónimo: Gracias por los comentarios, trato de hacerlo bien y compartir la música que me gusta con quienes me visitan.