jueves, 26 de enero de 2006

Neo-Folklore

En los últimos meses, esta palabra ha estado en boca de no pocos personajes que tienen que ver con la música, sobre todo en el ámbito venezolano. Han utilizado el término Neo-Folklore para incluir una diversidad de propuestas musicales basadas en la música venezolana, como si el folklore tuviese fecha de caducidad. La música, al igual que cualquier otra manifestación artística, tiene períodos de evolución y desarrollo. Sin embargo, pese a esa evolución que menciono, siempre existirán exponentes del folklore que se inclinen hacia las raíces del género en cuestión, así como otros se dedicarán a explorar nuevos e intrincados caminos, ofreciendo sonoridades mucho más contemporáneas.


Dicho todo esto, podríamos definir folklore como una agrupación de manifestaciones artísticas y culturales que sirven como vehículo de expresión anónima, espontánea y tradicional de una comunidad en particular. Estas manifestaciones se transmiten de generación en generación, lo cual hace que éstas puedan preservarse o que las mismas evolucionen en el tiempo.


Lo prudente sería dejar de andar categorizando tanto y disfrutar de las posibilidades sonoras que nos ofrecen un grupo de talentosos músicos venezolanos que proyectan nuestros generos musicales hacia la universalidad.

10 comentarios:

Jorge Gómez Jiménez dijo...

Acertado, Fósforo, como siempre.

Algo que tiene relación marginal con esto es la mala costumbre de los locutores nacionales de presentar a un cantante como, digamos, Reynaldo Armas o Reyna Lucero, como un "exponente de nuestro folklore".

ZZZoZZZ dijo...

Estimado Fósforo

Como siempre en clave, el neo-folklore no existe, es simplemente un nuevo sello para diferenciarlo del lo que es folklore. El folklore es uno sólo, como el rock, el jazz y otros géneros que pudiéramos nombrar.
Con la venida de nuevos comunicadores para hacer alardes de sus conocimientos, inventan términos y a veces caemos en disyuntivas con estos nuevos términos.
Y para mi el FOLKLORE es único e indivisible. El neo-folklore es un equivoco.

Fósforo Sequera dijo...

Jorge: Muy cierto lo que dices. Y eso se da, precisamente, cuando no se sabe diferenciar la música popular y el folklore. Estoy de acuerdo contigo. Gracias por tus comentarios.

Música Riservata: Coincido totalmente con tu apreciación. Folklore es uno solo. Gracias por tus comentarios.

Seguimos en clave...

José Javier dijo...

La Dimensión Desconocida parece que se tragó mi comentario, pero si por esas cosas del Vil Gates aparece, perdonen si me repito, pero el tema lo amerita. El NeoFolk es un ente de razón sin razón. Con eso quiero decir que no existía, hasta que alguien en mala hora lo nombró. Pero lo mismo puedo decir del rock and roll, de la salsa, del rythm and blues, del rock alternativo (alternativo a qué, siempre me preguntaré, será al rock, digo yo), de la fusión y del world music, y de casi todas las etiquetas conocidas de la música "no culta" (y eso es harina de muchos costales que no caben aquí). Esas músicas ya eran antes de que alguien le pusiera tales nombres, que obedecen más al mercado y a sus fines y necesidades que al estudio formal de las expresiones musicales. En fin, es una forma de hacer inventario y disponer los discos en los exhibidores de las tiendas, no categorías axionómicas ciertas, precisas y estancas.
La música es una, y lo otro, lo que queda que no es música, es ruido (vulgo regaetón o como se escriba ese adefesio indigerible).
Cuando a un gerente caraqueño (jamás y nunca alguien del interior se sentiría mal por oir música venezolana, cosa que forma parte de su realidad día a día) le pareció que tenía que acuñar el NeoFolk para que los pavitos que oyen su emisora no prendieran el reproductor y se perdiera esa pauta comercial, se repitió el esquema que sucedió alguna vez para venderle la música de los negros a los blancos del sur de los Estados Unidos, o la música de los cubanos al mundo, o la música sagrada de distintas culturas al comprador agnóstico, ateo o indiferente de asuntos tales que no sea campanear un trago y meterle mano a las chicas. Si bien yo no defiendo a los comunicadores que tienen que convivir con la nueva ley de Responsabilidad y Demás Extravagancias que Se Nos Vayan Ocurriendo en el Camino, creo entender que la palabreja no salió de sus mentes y sí de otras instancias de poder de cualquier tipo, como suele ser el caso en estos trópicos tan tropicales..... si no me creen, intenten encontrar la palabra "protagónico" dónde sea en cualquier texto anterior a 1998.
Salud, otra vez

César dijo...

Es verdad que debemos dejar de encasillar y aprender a escuchar lo que nos ofrecen, pero también es verdad que con el cuentico del Neo-Folklore ahora tenemos como 250 versiones de "Mi querencia"... y eso me parece demasiado... Si vamos a hacer música venezolana, vamos a darle, pero si vamos a hacer otra vaina con la música que ya está hecha hay que tener un poco más de cuidado... y de respeto... Aunque coincido con el Sr. Fósforo cuando dice que hay "un grupo de talentosos músicos venezolanos que proyectan nuestros generos musicales hacia la universalidad"...

Va un gran saludo!

Davidache dijo...

Amigo Fósforo coincido en el planteamiento que hace en su post sobre este término de Neo-Folklore, sobre este tema escribí una vez y me parece que estamos bastante en línea sobre nuestra apreciación de este fenómeno. Saludos!

http://elamargado.bitacoras.com/archivos/2005/11/04/el-neo-folklore

Pino dijo...

SIEMPRE EXISTIRAN IDIOTAS EN ESTE MUNDO... ENTRE LOS DJS Y EL NEO FOLCLORE VAMOS A PARAR A LA NEO COCHAMBRE DEL MUNDO... DISCULPEN LA FURIA...

Joe Cool dijo...

Esto del Neo-Folklore me parece que es termino que ha nacido para "encasillar" a las miles de versiones de canciones tradicionales venezolanes que se han dedicado a sacar las "nuevas bandas" de la movida rockera nacional.

En fin, creo que es un termino sin sentido y por demás, mal utilizado.

También creo que esto de las tantas miles de versiones de canciones venezolanas se debe a lo de la Ley Resorte y la "culturización" del medio y tal... (sin ánimos de criticar el asunto).

Cambio y fuera. Paz & Folklore

Fósforo Sequera dijo...

José Javier: Coincido contigo, pero hay que diferenciar música popular del folklore.

César Segovia: Me parece bien que se hagan versiones, pero éstas deben siempre contar con dos premisas: Respetar el espíritu del tema original y contar con elementos que logren elevar la propuesta inicial Gracias por la visita.

Davidache: Estamos totalmente en línea, como debe ser. Un abrazo, gracias por visitarme.

Pino: Siempre existirán, pero hay que darle duro a los malos.

Básico: Muy acertado.

Seguimos en clave....

Pino dijo...

ESE SEÑOR JOSE JAVIER SÍ QUE SABE...