sábado, 25 de febrero de 2006

A felicidade


Antonio Carlos Jobim y Vinicius de Moraes se encargaron de meterme en ese universo aparte que significa Brasil gracias a sus composiciones, llenas de poesía, de magia, de saudade. Marcando el sendero con la luz que proviene desde La Cruz del Sur me enseñaron esa forma tan particular de dibujar el amor, de recrear la vida y los sentimientos de la gente a través de letras bañadas en el mar de Copacabana, de sonidos extraídos del corazon del Pão de Açúcar, saudade que flota misteriosa sobre las cuerdas de un Cavaquinho o un Violão. Hoy, su legado sigue vigente, presente. Acudo a ellos cuando navego sin brújula ni sextante, o cuando las amarras abrazan muelles amigos.


A felicidade
Antonio Carlos Jobim / Vinicius de Moraes

Tristeza não tem fim
Felicidade sim

A felicidade é como a gota
De orvalho numa pétala de flor
Brilha tranquila Depois de leve oscila
E cai como uma lágrima de amor

A felicidade do pobre parece
A grande ilusão do carnaval
A gente trabalha o ano inteiro
Por um momento de sonho
Pra fazer a fantasia
De rei ou de pirata ou jardineira
Pra tudo se acabar na quarta feira

Tristeza não tem fim
Felicidade sim

A felicidade é como a pluma
Que o vento vai levando pelo ar
Voa tão leve
Mas tem a vida breve
Precisa que haja vento
sem parar

A minha felicidade está sonhando
Nos olhos da minha namorada
É como esta noite Passando, passando
Em busca da madrugada
Falem baixo, por favor
Prá que ela acorde alegre como o dia
Oferecendo beijos de amor

Tristeza não tem fim
Felicidade sim

10 comentarios:

NBV dijo...

"La tristeza no tiene fin, la felicidad sí"
En algún momento de mi vida me pareció tan verdadera esa frase... Pero la verdad es que nada es eterno, Don Sequera, ni siquiera la tristeza, por fortuna.

Menos mal que ya lo superé, ojalá no vuelva a pasar por eso.

Seguimos en clave.

Fósforo Sequera dijo...

Son ciclos, los cuales, a veces, parecen interminables. Nada es eterno, hermano.

Seguimos en clave...

Fedosy dijo...

Qué belleza, gran Fósforo.

LuisCarlos dijo...

Yo llegué por pixinguinha... pero después este dúo también me atrapó.
Saudade...

(hoy me topé con esta sorpresa, ya anoto la letra que me hacía falta, pero realmente entré para recomendarte un disco que escuché ayer:
Michel Camilo y Tomatito, "Spain")
(me encantó)

Fósforo Sequera dijo...

Fedosy: Muchas gracias. Es un halago la calificación.

Luiscarlos: Lo importante es llegar, eso sí, de pie. "Spain" es un ejemplar que comentaré en próximas entregas. Puedo adelantar que es un trabajo fascinante, que llega, con vida.

Seguimos en clave...

Carme dijo...

Hola fósforo sequera:
hace dos semanas escuché a Tomatito en directo, en Barcelona, algo maravilloso; me gustará leer tu comentario sobre "Spain".
Saludos desde Barcelona
Carme

Petrusco dijo...

Este es un temazo, uno de mis preferidos de la bossa nova. Lo escuché por primera vez cantado por un grupo vocal femenino que estoy estrujándome el seso para recordar como se llama....ese sentimiento más bien cool, relajado y vibrante de la bossa es necesario en muchas ocasiones en nuestras vidas trepidantes. Muito axê pra vocé Fósforo

protheus dijo...

Ésa música es hermosa y poderosa, cala muy hondo en el alma.
Un abrazo, Fósforo.

Fósforo Sequera dijo...

Carme: Estoy preparando algo sobre "Spain". pronto podrás leerlo. Gracias por la visita.

Petrusco: Coincidimos totalmente, un temazo. ¿Por casualidad no estarías recordando al Cuarteto Em Cy? Igualmente, muito axe pra voce!!

Protheus: Sí, poderosa, hermosa, profunda. Brasil es un universo aparte. Gracias por venir, un abrazo.

Seguimos en clave...

Contar con Letras dijo...

La verdad que esta canción me emociona de una manera increible. Que combinación q lograron entre letra y música esos dos monstruos de la bossa nova, jaja, es asombroso.
Qué suerte y qué placer encontrar este blog. Bien Fósforo.
Saludos desde Córdoba, Arg.
María Jesús:::