viernes, 4 de agosto de 2006

Adaptación

Deja que las notas lleguen a ti
Lograr lo que se quiere con lo que se dispone, adaptarse al medio sin perder las ideas propias, mantener un lenguaje que guarde la respectiva coherencia entre ideas y palabras, ya que estas dos últimas deben ir de la mano, más bien enlazadas, unidas, hermanadas. Ciertamente, luce complicado, aunque la complicación no es mayor para quienes tienen claro hacia dónde quieren ir, así como el lugar donde se encuentran y el sitio de dónde se proviene. Así las cosas, la acción debe seguir el pensamiento trazado, las notas deben tener como punto de partida el alma, y ser liberadas para las almas que quieran y puedan recibirlas sin sesgo alguno. Monk, Miles, Mingus, Dizzy, entre otros, tenían esto muy claro, lo cual siempre se reflejó en los mensajes que nos legaron a través de sus particulares ideas hechas sonidos. Música que trasciende, llámese jazz o simplemente música, trascendente, cargada de contenidos, profunda, que llega, que se queda siempre para llenarnos de vida, para no abandonarnos.
¡Con mucho aché!

4 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Uppps, me sonó profundaaaaa esta reflexión.
Un beso y saludos

Fósforo Sequera dijo...

Totalmente, Cabina Aérea, profunda y contundente. No solo en la música esto es válido, en la vida completa.

Besos.

Pansy dijo...

Guao!!
asi es con las notas musicales, asi es con los pensamientos, muchas veces no expresamos lo que de verdad queremos decir, por lo que no le llegamos a la gente ...
Excelente post!

Fósforo Sequera dijo...

Pansy: Lamentablemente, existe gente en este mundo cuyos hechos van en dirección opuesta a sus palabras. Gracias por la visita. Besos y cariños.