lunes, 28 de agosto de 2006

Taremurú

Taremurú 2006


No fue un simple soplo de viento el que los movió hacia uno de los caminos más hermosos que los pentagramas venezolanos ofrecen. Estas gotas de brisa provenían de aquellos lugares donde la tierra se hace humana, donde el hombre lleva tepuyes y vegetación como piel, donde la frontera es impuesta por la madre tierra. Para ellos, encontrar elementos comunes o vinculantes entre nuestros cantos aborígenes y los sonidos urbanos parecía la empresa más complicada. Poco a poco, así como la roca se va esculpiendo hasta hacerla una obra de arte, de la misma manera se fueron moldeando las ideas en la mente del músico Elías Castro, quien decide explorar el denso y fascinante camino que conduce a nuestros sonidos más ancestrales. Las etnias Wayu, Ye’kwana y Pemón, entre otras, con sus sonoridades características y sus particulares culturas, fueron investigadas y asimiladas por Castro para ser incorporadas al abanico urbano de sonidos ya conocidos y formar un proyecto ambicioso, lleno de matices y con firmes raíces en nuestra tierra: Taremurú.

Desde el año 1996, Elías Castro, director de Taremurú, ha venido realizando serios estudios e investigaciones relacionadas con las tendencias musicales aborígenes, europeas y africanas que se establecieron en nuestro territorio mestizo, donde el propósito era, según palabras del propio Castro, “reconstruir el sincretismo sonoro de una raza y de un país, con olor a selva y sabor a cueros”. Todo esto condujo a amalgamar una diversidad de sonidos en un proyecto musical que ofrece los sonidos que emanan de la tierra, para reclamar su espacio y su vigencia dentro de nuestra cultura popular. A fin de lograr su propósito, Castro, encargado de la dirección musical, guitarras, programación, muestreo y la percusión étnica, se hace acompañar de un destacado grupo de músicos venezolanos como Oswaldo Rodríguez, Jonathan Velásquez, Juan Santana, María Elena Millán, Luis Negrín y César Natera, quienes ponen la cuota de talento respectiva para consolidar este proyecto musical. Como si esto fuera poco, Taremurú ha contado con la participación especial de Huáscar Barradas (flauta), Fernando Colina (percusión), Ernesto Laya (maracas), Alberto Vergara (vibráfono), Ricardo Hernández (bandola) y Ana Carolina Sequera (voz), lo cual refeja la importancia de este proyecto musical.

Taremurú nos ofrece la posibilidad de acercarnos a nuestras raíces más profundas, o permite que éstas vengan a nosotros con su carga de mensajes ancestrales labrados en las etnias que han formado la raza a la cual pertenecemos. Sonidos que emergen de manera cordial, donde presente y pasado derrumban las fronteras para celebrar la hermosa herencia cultural que poseemos. Una invocación mágica que, con seguridad, cautivará vuestros sentidos. Realidad que nos muestra el sincretismo sonoro de una raza.

8 comentarios:

• Eroserena • dijo...

Ese estilo musical debe dejar la experiencia y el misticismo que nos permite conectarnos con nuestras tierra y nuestros antepasados, la flauta, la selva, el cuero, todo ligado a los sonidos urbanos creados por esta banda.. Esa es la bendicion de esta tierra y en ello esta la riqueza creativa de sus musicos.

Besos y Un abrazo, gracias por tanta informacion..

CABINA AÉREA dijo...

.....yo quiero escucharlos
yo quiero escucharlos

HUELGA...HUELGA...HUELGA

Que el niño fosforito aprenda a usar youtube o una turba enardecida de fans lo va a linchar
..je,je,je
Besos

Anónimo dijo...

si quieres escucharlo, los cd's ya estan a la venta. en valencia se consiguen y en ccs tambien, dejame averiguarte con elias en donde se consiguen porq el mio se lo compre directamente a el, autografiado y todo jejejeje.

Fósforo Sequera dijo...

Los puedes conseguir en diversas discotiendas de Valencia y Caracas.

CABINA AÉREA dijo...

OK. los voy a buscar; gracias

Anónimo dijo...

Hola a todos los que aquí se expresan, en especial a usted amigo fósforo, por dedicarnos estas líneas tan agradable sobre nuestro trabajo, que no es mas que lo que somos, gracias a lo matices de nuestra cultura y de nuestra querida tierra.
Para los amigos que están interesados en escucharnos pueden adquirir los CDs en Valencia, en Primo café, en el carabobeño quien es el patrocinante de este trabajo. y también en Giros y fantasy, en Caracas en las tiendas Esperanto y Acantus en el San Ignacio
Y de nuevo gracias fósforo por tan alentadoras palabras.
Elías Castro

Fedosy dijo...

Duro con Tare (y no Tarek).
Grandes muchachos,
Saludos al gran E. Castro.

Gracias por ofrecernos sabrosos momentos sonoros en la Valencia de aquellos tiempos.

VIno de Erzebeth pa to er mundo.

Anónimo dijo...

Estuve en Giros y no vi el CD, así que afiche en la puerta, gigantografía o pendón, por favor, para no gastar pólvora en zamuros que real no hay, aunque sobren las ganas de apoyar el talento nacional(me gasté lo que no tenía en una compilación aniversaria de la revista Roots)... el CD lo voy a pedir en Esperanto, cuando compre el de Gaélica, así que no hay cine ni DVD para mi hasta el año que viene, porque ese presupuesto me lo gastaré con gusto en estos muchachos......
Ya era hora y enhorabuena, felicidades y éxitos, que ahora es que se pone buena la cosa... ¿Conciertos, por cierto?... Saludos a Elías, perdí su fono y por eso no lo llamé cuando regresé del viaje, ahora leo el post y entiendo que apareciera de repente y llamara a casa...
Gracias, Fósforo, por ser vaso comunicante y excelente comunicador, eres patrimonio afectivo y cultural de Valencia, una luz entre tanta penumbra hertziana......
(un año de la bitácora y los que vienen...)..... Para mi fue un placer entonces difundir el trabajo del Ensamble, y sé que ahora no faltará gente que se rinda ante la evidencia de un trabajo hecho con constancia y conciencia... la cultura no se decreta, se practica, y ustedes lo demuestran con obras....
José Javier