domingo, 31 de diciembre de 2006

Feliz 2007


El año que se avecina se me asemeja a una partitura de un tema de jazz recién llegada a las manos, de estreno, con varios compases escritos y de obligatoria ejecución, pero también con sus espacios dedicados a la improvisación sobre temas conocidos o no, de manera expresiva, profunda, en fin, para bañar de vida los momentos por venir. Momentos que nos pueden llevar a territorios inexplorados, a conocer paisajes escondidos, a expresar sentimientos, a descifrar sonidos que emanan de la tierra, a marcar los ritmos que van señalando el camino a seguir, siempre con cadencia propia, siempre en clave.

A quienes llegan, a quienes pasan, a quienes se quedan, a todas y todos, sin distingo alguno, mis deseos por un 2007 lleno de ritmo contagiante y alegre, de sabor inconfundible, de armonías sólidas y melodías que los lleven por senderos seguros.

Seguimos en clave….con mucho Aché.

Saravá!

lunes, 25 de diciembre de 2006

James Brown - In memoriam


JAMES BROWN
James Joseph Brown (3 de mayo de 1933 - 25 de diciembre de 2006)

Ha partido el llamado "Padrino del Soul". Influyente en voces como las de Mick Jagger o David Bowie. Referencia obligada en la música Pop de los últimos 50 años. Más allá de todos sus logros musicales, lo cual incluye medio centenar de álbumes y un poco más de 119 sencillos en las listas de popularidad, siempre fue un hombre compormetido con las luchas sociales. Además, se le ha considerado un factor determinante en la defensa de los derechos civiles.

martes, 19 de diciembre de 2006

¡Feliz Navidad!


Hoy pienso en la Navidad, en los buenos deseos, en el compartir con familiares y amigos, en ver la alegría de los niños cuando corren a buscar los regalos junto al pesebre o bajo el arbolito. Por ello, considero propicia la ocasión para compartir con ustedes uno de los textos que cada Navidad me acompaña, se trata de Navidad, si tu vuelves, de la pluma de José Natalio Sequera, mi abuelo, responsable de buena parte de la formación musical de quien les escribe.


NAVIDAD, SI TU VUELVES

José Natalio Sequera Q.

Navidad, si tu vuelves
ven con pan, no con lágrimas.
Trae la risa y el canto
hasta el humilde rancho
del niño campesino.
Trae la oliva, que es fé
y la uva, que es buen tiempo.
Acuérdate que hay niños
que lloran todo el año
por un par de alpargatas,
por un vestido viejo,
por un modesto techo
que les brinde una sombra.
No nos traigas cohetes,
ni cañones al aire,
ni nada que remede lo que inquieta a los niños.
Los niños sólo piden
con un juguete sano, su sana golosina,
con los cantares típicos, su cena navideña;
un trajecito pobre, sea de lino o de dril
y un humilde calzado con que cubrir sus pies.
Navidad, si tu vuelves,
recordad que por esto
es que los niños mandan
cartas al Niño-Dios.

A todos los que se acercan por este lugar, les deseo una Feliz Navidad.

Con mucho Aché!!!

domingo, 17 de diciembre de 2006

Simpático - Brian Lynch / Eddie Palmieri Project


Desde hace algunos años, el trompetista Brian Lynch ha estado presente en varias de las producciones discográficas del maestro Eddie Palmieri, mostrando siempre un sonido dotado de fuerza, muy influenciado por el be-bop pero fuertemente aromatizado por los vientos que provienen del caribe y sus alrededores. Esta vez, el proyecto es compartido, intentando cada uno aportar lo suyo, visiones desde similares ángulos que apuntan hacia un común objetivo. Simpático ofrece los siempre sólidos montunos de Palmieri, bañados de mambo y de jazz, osados e irreverentes. Por su parte, Lynch, quien fué el último trompetista de Art Blakey & The Jazz Messengers, aporta sus ideas provenientes del Bop y de sus inclinaciones hacia la música afrocaribeña, incluyendo 20 años de participación en los proyectos liderados por Eddie Palmieri. Sabor y swing incluídos en un trabajo donde el maestro y el alumno logran establecer una fuerte comunicación y un intercambio de ideas, mucho sabor, arreglos inteligentes y nombres destacados como Yosvany Terry, Phil Woods o Giovanni Hidalgo, entre otros, garantizan la cuota necesaria de explosión que se requiere en trabajos de esta naturaleza. Recomendable.

CREDITOS

SIMPÁTICO(The Brian Lynch /Eddie Palmieri Project) 2006
ArtistShare AS0057
Brian Lynch - Trumpet
Eddie Palmieri - Piano
Phil Woods - Alto Sax
Lila Downs - vocal
Donald Harrison - Alto Sax
Conrad Herwig - Trombone
Gregory Tardy - Tenor Sax, Clarinet
Yosvany Terry - Alto Sax
Mario Rivera - baritone sax
Boris Kozlov - bass
Ruben Rodriguez - bass
Luques Curtis - bass
Danfis Prieto - drums
Robby Ameen - drums
Giovanni Hidalgo - conga
Pedro Martinez - conga, bongo, campaña, vocal
Little Johnny Rivero - bongo, campaña
Marvin Diz - timbales
Pete Rodriguez - maracas, guiro
Adam Rogers - guitar

TEMAS
The Palmieri Effect
Que Seria La Vida
Guajira Dubois
Jazz Impromptu
Paginas De Mujer
Slippery
Jazzucar
Tema Para Marissa
Freehands

jueves, 14 de diciembre de 2006

Blue train



Legendaria grabación, de esas que jamás pasarán de moda. Claro, la buena música siempre está, perdura, trasciende. Blue train tiene la gran virtud de ser un disco encumbrado en los niveles más altos mostrados por John Coltrane. Muchos son los aromas que pueden percibirse al escucharlo: La vena íntima de una balada que puede llevarnos por una travesía lenta por cálidos paisajes, la densidad y espiritualidad del blues y la libertad que el jazz otorga a quienes se acercan a ese terreno de improvisación y expresión artística. Todos estos son elementos que hacen vida común en esta producción discográfica, perfectamente apreciables, digeribles, fluyendo desde los confines del alma de un músico que siempre se caracterizó por estar a la vanguardia, buscando siempre tener un sonido característico, puro, definiendo nuevas formas de expresión a través del saxofón. Blue train, a mi juicio, conforma junto a Giant steps y A love supreme, la trilogía de grabaciones de Coltrane que deben tenerse siempre a la mano, infaltables, cuya vigencia aun se mantiene intacta. Imprescindible.

Temas
Blue Train (10:43)
Moment's Notice (9:10)
Locomotion (7:14)
I'm Old Fashioned (7:58)
Lazy Bird (7:00)

Créditos

martes, 12 de diciembre de 2006

Ban Ban Quere

De la época en que Rubén Blades cantaba en la orquesta de Ray Barretto. Allí se los dejo (Eso sí, si les provoca bailar, no dejen de hacerlo)


lunes, 11 de diciembre de 2006

Día del Locutor

Renny Ottolina

Una profesión hermosa, que me ha llenado de muchas satisfacciones y alegrías. Recuerdo que en mi niñez jugaba a ser locutor grabando las noticias del periódico en un viejo cassette, y disfrutaba a montón con personalidades como Renny Ottolina, Adolfo Martínez Alcalá y otros tantos a quienes tenía como ejemplo de lo que debería ser un buen profesional de la locución. Sin embargo, siempre fue Renny el que me influenciaría, radio y TV mediante, a querer asumir esta profesión por toda aquella sobriedad que mostraba frente al micrófono, una facilidad de expresión sin par, coherencia total en sus ideas y un nivel de calidad de sus producciones solo superada por su estatura y dimensión profesional.

Con el pasar del tiempo, logré alcanzar la meta propuesta, intentando mejorar cada día y tratando de darle mayor dignidad y altura al oficio. Vaya mi felicitación a todos aquellos colegas que cada día luchan y se esmeran por enaltecer esta profesión y darle el valor que se merece.

Mingus Ah Um


Existen grabaciones que perduran en el gusto, que con el paso del tiempo siguen teniendo ese sabor agradable y honesto, donde se puede apreciar la osadía y las ganas del músico de tener un sonido propio, de aportar elementos que le permitan a la música seguir en su constante evolución, sin concesiones o sacrificios del nivel de calidad que siempre debe exigirse. Estas premisas le pueden permitir a un músico estar siempre a la vanguardia, innovar, perdurar en el tiempo, trascender, definir un camino que pueda ser seguido por quienes, seguramente, vendrán a retomarlo. Mingus Ah Um es una de esas grabaciones cuya luz aun sigue iluminando infinitos caminos, que muestra toda la fuerza creativa y el talento de Charles Mingus, uno de los músicos que levantó su propio y sólido pedestal a base de talento y originalidad. Mingus pudo integrar en una misma propuesta elementos como el gospel, el jazz y la música clásica para hacerse de un lenguaje propio, denso, amplio. Mingus Ah Um nos muestra, además, la reverencia del músico hacia tres de sus influencias más notorias de tres grandes nombres: Duke Ellington, Charlie Parker y Lester Young. Por otro lado, el peso de Mingus como bajista, compositor y líder de agrupación se hace sentir, llevando siempre la agrupación por caminos sonoros poco transitados, pero llenos de magia y sobriedad, con osadía y mucho sentido, con formatos orquestales atípicos, pero manejados de manera segura, irreverente, efectiva. Mingus Ah Um sigue teniendo vigencia desde su aparición en el año 1959 por tantas y tantas razones que solo la música puede explicar. Aun me sigue cautivando.

Créditos

Charles Mingus — Bajo, Piano (Con Parlan en 10)
John Handy — Saxo alto (1, 6–7, 9–12), Clarinete (8), Saxo tenor (2)
Booker Ervin — Saxo tenor
Shafi Hadi — Saxo tenor (1–4, 7–8, 10), Saxo alto (5–6, 9, 12)
Willie Dennis — Trombón (3–5, 12)
Jimmy Knepper — Trombón (1, 7–10)
Horace Parlan — Piano
Dannie Richmond — Batería

Temas:
1.- Better Git It in Your Soul
2.- Goodbye Pork Pie Hat
3.- Boogie Stop Shuffle
4.- Self-Portrait in Three Colors
5.- Open Letter to Duke
6.- Bird Calls
7.- Fables of Faubus
8.- Pussy Cat Dues
9.- Jelly Roll
10 .- Pedal Point Blues
11.- GG Train
12.- Girl of My Dreams (Sonny Clapp)

(Autor de todos los temas: Charles Mingus, excepto #12)
1, 6–10: Grabados el 05 de May0 1959; en Columbia 30th Street Studio, New York City.
2–5, 11–12: Grabados el 12 de Mayo 1959; en Columbia 30th Street Studio, New York City.

jueves, 7 de diciembre de 2006

Deixar Você

Deixar você
Composição: Gilberto Gil

Deixar você ir
Não vai ser bom
Não vai ser
Bom pra você nem melhor pra mim
Pensar que é só
Deixar de ver e acabou
Vai acabar muito pior

Pra que mentir
E fingir que o horizonte
Termina ali defronte
E a ponte acaba aqui
Vamos seguir
Reinventar o espaço
Juntos manter o passo
Não ter cansaço
Não crer no fim
O fim do amor, oh não!
Alguma dor, talvez sim
Que a luz nasce na escuridão

Deixar você ir...
Pra que mentir...
Que a luz nasce na escuridão
Guarde tudo em seu coração
Que a luz nasce na escuridão

miércoles, 6 de diciembre de 2006

Ritmos y sonidos


No temas contagiarte con mi ritmo

Llevo rato frente a ellas. Las observo con detenimiento, como tratando de encontrar los senderos que, a veces, creemos perdidos. Voy trazando rutas, unas más agrestes que otras, definiendo formas que me permitan crear nuevos caminos. Mis manos se confunden con el templado cuero, hablando en el código que ellas y yo ya comprendemos, total, ellas siempre duermen a mi lado y se han convertido en cómplices de muchas experiencias anotadas en mi cuaderno. Intento no pensar, y dejo que los ritmos vayan descendiendo del lugar sagrado donde reposan y vengan hasta este rincón a sumarse a la solitaria descarga. Y mis manos comienzan a crecer cual palmeras que puedan brindarte sombra y calor. Así, al frente de mis tumbadoras recojo las palabras y las transformó en ritmos y sonidos que puedan trascender de su efímera existencia, ritmos y sonidos que puedan tomar el avión y llegar hasta el lugar donde hayas decidido refugiarte, para servirte de protección y compañía, ritmos y sonidos que te evocan, dedicados, ritmos y sonidos de mis latidos.

martes, 5 de diciembre de 2006

Paz


Para Você

Siempre se hace necesaria esa sensación de paz, de tranquilidad. Pese a cualquier intento de quebranto de la misma, somos nosotros quienes debemos procurarla para que su morada esté siempre disponible, cerquita, a la mano. Paz es el nombre de la más reciente producción del guitarrista español Niño Josele, quien se ha encargado de unir en una misma propuesta la música de Bill Evans y las raíces flamencas. Un hecho notable resulta el poder trasladar música originalmente hecha para piano a las seis cuerdas de la guitarra, sin que esta música pierda su esencia y su espíritu, manteniendo siempre el elegante lirismo y la sensibilidad, dos puntos importantes dentro de la obra desarrollada por Evans. Aquí presenciamos, una vez más, como la unión de géneros puede ser posible sin discriminarse uno al otro, coexistiendo, acompasados, descargando cada cual lo mejor de sí para darle nuevos colores a los sonidos, donde Niño Josele vuelca toda la expresión flamenca en el jazz, y viceversa. En esta grabación destaca la presencia el insustituible Jerry González en la trompeta, Horacio "El Negro" Hernández en la batería, Joe Lovano en el saxo, entre otros grandes músicos. Un disco para disfrutarlo sorbo a sorbo, así como se disfruta de un buen vino, dejando que cada nota exprese su mensaje. Sensibilidad y lirirsmo que se dejan ver, exquisito como aquellos nocturnales labios que se conocen, que se extranañ, que me brindan tanta paz.

Créditos:
Niño Josele: guitarra
Estrella Morente: voz
Freddy Cole: piano
Marc Johnson: bajo
Horacio El Negro Hernández: batería
Joe Lovano: saxo
Tom Harrell: trompeta
Jerry González: trompeta
Javier Colina: bajo

Temas:
Peace Piece
Waltz For Debby
The Peacocks
I Do It For Your Love
My Foolish Heart
The Dolphin
Hullo Bolinas
Minha
Never Let Me Go
Turn Out The Stars
When I Fall In Love



lunes, 4 de diciembre de 2006

Volver a los 17

Volver a los 17
Despues de vivir un siglo
Es como descifrar signos
Sin ser sabio competente

Violeta Parra


Tiempos aquellos de cierta rebeldía, donde los gustos iban armando su propio perfil, donde las fórmulas se iban decantando hasta hacerse visibles, notables, importantes. Signos que se fueron evidenciando a través de tantos surcos escuchados, de tantas sonoridades que fueron haciendo la irrompible masa de células donde habitan ideas y pensamientos, acciones y reacciones. Tiempos aquellos donde el debate entre tantas tendencias sonoras hacía una verdadera fiesta, celebrando esa necesaria diversidad que debe existir. Paso revista a aquellos días, donde el rock venía a pedir un espacio para compartir tal celebración, la cual aun se sigue realizando con cada movimiento del segundero. Y se van descifrando algunos acertijos, otros van quedando sin respuesta clara, pero de eso se trata, de ir explorando los infinitos caminos de rica sonoridad, buscando descubrir nuevos secretos, nuevas formas. Y así el rock, el jazz, la salsa, el blues. lo clásico, lo autóctono, el folklore, y un sin fin de etiquetas se van colocando en la parte externa de la maleta. Algunas me acompañan desde aquellos días de los diecisiete, otras desde antes, otras que recién llegan. Bienvenidas son todas, siempre y cuando puedan tener la extraordinaria virtud de hacer morada eterna, de tener algo importante que decir, sin dejarse atrapar por vaivenes o ilusiones pasajeras. Aun queda mucho, y el camino escogido sigue siendo largo, pero fascinante, lleno de tantos misterios y sorpresas, mágico como aquellos crepúsculos que evocan un antaño y permiten pensar en futuro. Se hace necesario volver a aquellos tiempos, para recordar desde donde se proviene, para no olvidar lo que se es y para seguir llenando las alforjas de nuevos descubrimientos. Cada vez que puedo, vuelvo a los diecisiete.

sábado, 2 de diciembre de 2006

Ahora en la red


Cada sábado propiciamos el encuentro entre el jazz y la música de este lado del planeta, donde convergen sonidos que evocan la diversidad de géneros y ritmos de América Latina y el Caribe que se han amalgamado con el jazz, produciendo una fusión que abrió infinitos caminos de rica sonoridad. Tenemos la fortuna de compartirlo vía "La Caja del Fósforo", cada sábado de 9 a 11 de la noche, a través de la señal de 91.5 FM, ahora en la red. Los espero.

viernes, 1 de diciembre de 2006

¡Misión cumplida, vieja!

Con Frankie Vazquez y Manny Oquendo

De izquierda a derecha: El sonero Frankie Vázquez, Fósforo Sequera y Manny Oquendo, Master Timbalero (Maracay, Circa 2001)

La zona de músicos, periodistas, gente de los medios y organizadores siempre está congestionada en cualquier concierto. Gente que va caminando de un lado hacia otro, haciendo cada cual su labor, entretener, la de unos, organizar, la de otros, e informar, grupo entre los cuales me encontraba. La oferta de esa noche era para gozarla en pleno, más si se trataba de la salsa de antaño, esa que nos hace fiesta en el alma con cada compás, esa que se añora, que se revive a cada instante y que tiene adeptos en diversos espacios del planeta. Voy dando pasos acelerados para colocarme al lado de la tarima, tratando de cumplir uno de los objetivos que me había trazado esa noche maracayera. llego al lugar indicado, quizás no era el más cómodo, pero servía para lograr parte del cometido. La banda arrancaba con sus característicos trombones, ásperos, fluyendo de ellos una suerte de huracán caribeño que no arrasaba con la multitud, más bien los contagiaba del espíritu festivo y poderoso que simboliza la salsa newyorkina. El bajo y las tumbadoras mantenían esa complicidad necesaria para hacer una sólida plataforma donde el resto de la banda pudiese tener asidero seguro. Las pailas, de graves tonalidades, muy sonoras, amarradas a la clave con coloridos pañuelos, estaban en las seguras manos del maestro, quien le ha jurado una fidelidad absoluta a la clave, al sabor, a la herencia, permitiendo que tradición y vanguardia puedan equipararse. Los golpes al timbal tenían un perfecto sentido, enmarcados dentro del aura de libertad que solo una banda como esta podría lograr. Así transcurría la presentación, donde me alimenté de salsa brava como pocos. Al finalizar el show, la acumulación de buena música, y sabor era suficiente como para sentirme satisfecho, sin embargo, debía recordar que tenía la misión de intercambiar palabras con el maestro Oquendo, pilar fundamental del Conjunto Libre, responsable de esa alta dosis de salsa a las que nos había sometido al frente de su legendaria banda. Salté desde mi posición hacia el área de camerinos tan rápido como un quiebre de quintos, con la emoción trepando entre mis neuronas y la esperanza de poder ser atendido en el camerino de la banda. Al llegar al camerino, el comité de bienvenida lo presidía Frankie Vázquez, siempre cordial, quien me invitó a pasar una vez que comprobó que venía a hacer mi trabajo para la radio. Una vez dentro del camerino, los responsables de la salsa y el ritmo del Conjunto Libre reposaban en sus asientos. Por allí veía al maestro Andy González, a Marcus Persiani, a Jorge Maldonado, todos cercanos a la mesa dispuesta con las bebidas y alimentos que se ofrecen en este tipo de eventos. Frankie Vázquez me decía - ¡Date un trago, Fósforo! El maestro ya viene, está en su ritual de desarmar el timbal. Ya te va a atender - Acepté el trago, y me incorporé a la siempre agradable tertulia entre músicos luego de un show. Anécdotas iban y venían, flashes que evidenciaban fotos para la prensa o para el álbum de recuerdos, risas y mucha alegría luego del deber cumplido por los músicos, aunque aun mi cometido no estaba cumplido por completo. A los pocos minutos, la figura de Oquendo apareció en el camerino, cargada de amabilidad y mucha cortesía, siempre con esa musicalidad que lo ha caracterizado por años. Frankie me presenta al maestro, el saludo y el abrazo no se hicieron esperar, más cuando se trataba de un personaje a quien admiraba desde pequeño. Obviamente, la conversación fluyó de manera muy cordial, donde nos paseamos por el estilo tradicional que Oquendo ha preservado por años, por lo que significa el Conjunto Libre y por buena parte de la trayectoria del maestro. A los pocos minutos recibimos un aviso, la banda debía partir hacia el aeropuerto. Volvieron los abrazos, esta vez de despedida, manifestando una vez más mi admiración y respeto por uno de los músicos más importantes que la salsa ha tenido entre sus filas. Salimos del camerino, pero mi rumbo se dirigía hacia el sector donde se encontraban mis colegas de la emisora. Uno de ellos, el pana Horacio Santana, al verme la cara de alegría solo pudo exclamar ¡Misión cumplida, vieja*!

*Vieja: Término utilizado por diversos colegas de la radio como forma jocosa de llamar a otro compañero.