jueves, 4 de octubre de 2007

Mucho más sobre el timbal

Foto cotesía Ivor Lugo

Y la alegría se abre paso cuando el timbal me permite establecer el discurso sonoro que escribo con las baquetas, cuando la música se apodera del ambiente y determina el festivo aroma que vuela sin restricciones hacia los cuatro puntos cardinales, cuando la descarga se transforma en el alimento que nos permite vivir el sueño que siempre ha habitado en nuestra mente. Es el timbal el perfecto complemento para alzar vuelo, para bordar cadencias en la sangre caribe que por las venas va corriendo, para recordarme del lugar desde el cual inicié los pasos innumerables que en vida he ido coleccionando dentro el contexto caribeño, para ayudarme a encontrar las rutas que hacia los paisajes que mis ojos no han podido retratar, tratando siempre de llegar a tener el sonido de características propias. A pulso rasgado, timbal mediante, vamos siempre hacia delante, izando ritmos.

1 comentario:

infelix dijo...

Velo preparando pa este 12!!!