sábado, 22 de noviembre de 2008

Día del músico

Un oficio que nos permite saber de qué estamos hechos, que nos permite explorar lo más intimo del alma, que nos da la posibilidad de elaborar un discurso hecho a base de sonidos y silencios, mostrando toda la sensibilidad que puede expresarse a través de un instrumento. Un oficio que se disfruta a más no poder. A todos los que compartimos el oficio musical, mil felicidades

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Recibiendo el testigo

Todo lo hacían aquellas manos que incansablemente se posaban sobre las teclas blancas y negras, transmitiendo aquel mensaje en su muy particular código, flotando entre galopes de brisa, fluyendo de la vieja chistera, energía que me permitiría conocer diversos horizontes. De aquel viejo piano Sauter surgían las mágicas notas que José Natalio solía interpretar, notas que servirían para formar parte de las estrellas que serían guías por diversidad de horizontes. Con cada acorde, con cada contrapunto, con cada descarga, aparecían desenfadadas las señales que definirían inimaginables rutas, sorprendentes y maravillosos sonidos hechos caminos que se atesoraban en aquel cúmulo de células hechas humanidad, esa misma humanidad que siempre usó trajes hechos con fusas y claves de sol, con hilos de séptimas y novenas, con puntillos y silencios bordados.

Una tras otra, las historias no dejaban de aparecer asomadas entre cada una de las teclas, relatos que se iban escribiendo en aquel invisible cuaderno, cuyas interminables hojas hoy siguen siendo un punto de referencia, siempre teniendo como protagonista la figura del flaco de oro, Agustín Lara, pluma y sonido jarocho que acompañó tantos amores e historias. Todo esto tuvo como escenario aquel viejo piano Sauter, donde la mano izquierda de José Natalio se manejaba cual espadachín en su combate final, con destreza, con sutilezas y cadencias caribeñas, y su mano derecha era pura precisión y contundencia, liberadora de acordes complejos y de finas melodías, tallando en cada tecla sus particulares historias.

La sensibilidad se abría paso a partir de aquellos encuentros cargados de sonidos e historias, donde las voces de Pedro Vargas, Toña La Negra y Juan Arvizu eran frecuentes invitadas a aquellas tertulias donde se fue formando todo. Sin embargo, aquellos encuentros en la casa del abuelo tenían, también, sus matices venezolanos. Antonio Lauro, Antonio Carrillo, Pablo Canela y Laudelino Mejías, entre otros, surgían como referencias obligadas en los paisajes que José Natalio dibujaba en su piano Por allí comenzaba la cosa.

Con el pasar del tiempo, las referencias iban apareciendo desde diversos rincones del planeta, vía Lorenzo, el viejo, cuyos gustos variopintos iban desde las rancheras más conocidas hasta los boleros de Tito Rodríguez. Puente, por su parte, vendría después. Todo aquello representó – y lo sigue haciendo – un fabuloso matraz donde diversos sonidos se fueron mezclando de manera homogénea, lentamente, al calor del sol del trópico, cocido en agua de coco , permitiendo que cada uno de ellos pudiese existir sin estorbarle al otro, en perfecta coexistencia. Ritmos que tenían boleto de llegada se fueron haciendo presentes, mostrándose en su total esplendor, derramando secretos y sabores que vinieron a darle ese toque especial, ese secreto del chef, la maña que hacía falta.

De esas incansables manos que acariciaban teclas blancas y negras generosamente recibí la batuta en forma de testigo, para seguir en este incansable viaje, en esta suerte de descubrimiento de distintas sonoridades que cada vez arrullan mis oídos, que cada vez me invitan a seguir viajando sin necesidad de pasaporte o visa, donde las etiquetas se dejan atrás, señal inequívoca de la universalidad de los sonidos. Todo gracias a José Natalio, y al viejo piano Sauter.


martes, 23 de septiembre de 2008

Suka jazz en Valencia (La Reseña)


Suka Jazz en directo... desde Valencia

El ambiente lucía inmejorable, todos - o casi todos - los que tenían que estar ya estaban o bien sentados o bien parados, igual daba para disfrutar de una noche de jazz que prometía, y mucho. Los protagonistas o, mejor dicho, los que revelan a la protagonista, la música, ya estaban en posición de empezar a dibujar sonidos con la complicidad del aire, del tañer de las cuerdas o con el golpeteo incesante de las baquetas sobre los tambores y platillos.


Pablo Gil


Con el vuelo de las primeras notas, Pablo Gil nos presentaba su producción más reciente titulada Suka - Jazz en directo, donde se pretendía mostrar el ambiente creado en Caracas, lugar donde se hizo esta grabación en directo. Sin embargo, esta vez el lugar escogido para abrirle el camino a la expresividad, al virtuosismo, talento y sensibilidad no era precisamente Suka, sino el ya mítico Oh Que Bueno!, sitio tradicional de la ciudad de Valencia, ciudad capital del estado Carabobo, en Venezuela, suerte de refugio donde el jazz, así como iotras expresiones musicales, ha conseguido espacio seguro desde hace algunos años.


Roberto Koch


La energía emanada de la fibra de cada músico iba tomando el espacio, y la música surgía imponente, altiva, densa y mágica para confundirse entre el numeroso público que se dio cita, y toda la energía fue posible gracias a la química entre músicos y público, razón suficiente para alcanzar alturas jamás logradas.


Carmelo Medina


Muchas virtudes musicales surgieron de parte de los encargados de levantar el vuelo. Uno a uno, así como en conjunto, mostraron sus habilidades y todo lo que pueden entregar cuando de hacer buena música se trata. Pablo Gil ofreciendo aire destilado en alambiques de alto volumen, con notas vaporizadas que subían como luces y hacían que esta suerte de mezcla de jazz, funk y rock emergiera con vida propia. Andrés Briceño insuperable, siempre con la humildad que lo caracteriza, nos dio buenos visos de lo que un baterista debe ser: enérgico, creativo, impecablemente lleno de todo un virtuosismo mantenido en años al frente de unos tambores. Carmelo Medina, el del patio, lució sus mejores galas como guitarrista, siempre en su nivel - alto y sólido - como uno de los mejores exponentes de las seis cuerdas en nuestro país. Roberto Koch, luces aparte, aporta la seguridad, destreza, maestría y mucha elegancia al momento de pulsar las cuerdas de su contrabajo eléctrico, poniendo en evidencia el por qué es solicitado para muchos de los trabajos musicales en el país.


Andrés Briceño


Una noche irrepetible, con muchas luces provenientes de la unión del jazz, funk y rock brindado por 4 excelentes músicos que entregaron lo mejor de sí, amalgamados, como una sola unidad, pero sin perder el sentido que solo el jazz dispone. Bravo por ellos. Que se repita

jueves, 4 de septiembre de 2008

Baroko


La música siempre será un vehículo para lograr que diversas ideas puedan hacer vida común, de manera que logren esa coexistencia necesaria entre distintas corrientes musicales y obtener nuevas rutas sonoras. Es por ello que, un 03 de septiembre de 1993, Luis Peña, Efrén Sevilla y Miguel Petrucelli hayan coincidido en ideas y en el cultivo de sonidos y silencios para fundar Baroko, una de las agrupaciones de dilatada trayectoria dentro de la órbita musical de Valencia, Venezuela.

Para celebrar su décimo quinto aniversario, Baroko ofreció un concierto en el Centro Cultural Eladio Alemán Sucre de la ciudad de Valencia, Venezuela, donde nos mostraron las razones por las cuales se han mantenido como una de las agrupaciones de jazz de mayor nivel de nuestra región, con un repertorio que abarca temas del cancionero popular venezolano así como composiciones originales de la banda, donde el jazz se presenta como protagonista principal, el cual se acompaña de elementos de la geografía sonora de Venezuela y de otras regiones del mundo. Una vez más, la creatividad, el talento y el alto nivel de los músicos de Baroko se evidenció con cada una de las interpretaciones que se dejaron escuchar en una noche de celebración por la música.

En esta ocasión, Baroko estuvo conformado por Oswaldo Flores en la guitarra eléctrica, ofreciendo solos cargados de energía, emotividad y complejidad, lo cual le ha colocado en un privilegiado nivel entre los ejecutantes de las seis cuerdas en nuestro país. Reinaldo Fernández - pianista de categoría - nos entregó ejecuciones llenas de destreza, elegancia y muy buen gusto, como ha sido su característica. Detrás de los tambores y platillos, Frank Polo, versátil baterista de dilatada formación en el campo de la música académica, aportó los ritmos con la solidez requerida en estos casos. Finalmente, Miguel Petrucelli hizo propias las notas oscuras del bajo, proporcionando el peso necesario para completar el mapa de sonidos planteado para un momento como este. la sorpresa de la noche estuvo a cargo del cantante venezolano Gilberto Ojeda, quien hizo las vocalización de los temas venezolanos con un alto nivel de ejecución que arrancó los aplausos del respetable público que presenció el concierto.

Un concierto que nos dejó un grato sabor y una experiencia de ricas sonoridades planteadas por una banda que, teniendo el jazz como punto de partida, ha logrado alcanzar altas cotas con su propuesta original, de cuidadosa elaboración y con altas dosis de emotividad. Bravo por Baroko, y que sigan adelante en ese camino planteado, donde la música continuará siendo un factor para unir voluntades y talentos.

martes, 26 de agosto de 2008

El tercero

Para que exista un tercero, necesariamente primero y segundo deben existir. Dentro de la jerga cotidiana, se dice que el tercero cuesta más que el segundo en circunstancias naturales, obviamente, aunque hoy día la ciencia es capaz de resolver muchas cosas. Puede decirse que piano, contrabajo y batería componen la dotación del clásico trío jazzístico. Y si vamos al terreno salsero, timbal, conga y bongó conforman la trilogía del ritmo, del afinque y la descarga. En todo caso, estoy hablando del tercero, apenas una triada de años tratando de poner en palabras los sonidos que me van acompañando, aquellos que no suelen desaparecer sino que han decidido alojarse en medio de mis neuronas y dendritas, los sonidos en los cuales creo ciegamente.


A todas y todos, muchas gracias. Todavía quedan muchos sonidos listos para ser descubiertos.


No se diga más, que la música aun tiene el derecho de palabra.


¡Saravá!

viernes, 1 de agosto de 2008

Gilberto Gil renuncia al Ministerio de Cultura de Brasil



La agencia de noticias AFP reseña la renuncia de Gilberto Gil al Ministerio de Cultura de Brasil . La gestión de Gil frente al ministerio siempre estuvo combinada con su actividad artística, sin embargo, tras seis años al frente del ministerio, Gil decide volver a dedicarse completamente a su carrera musical. A continuación la nota de AFP

El Gobierno brasileño pierde su cara 'pop' al dimitir Gilberto Gil

RIO DE JANEIRO (AFP) — El popular cantante brasileño Gilberto Gil, que renunció el miércoles al cargo de ministro de Cultura, le dio una fuerte dimensión a su cartera pese a que en sus seis años de gestión contó con un reducido presupuesto.

El músico de 66 años anunció su dimisión tras una reunión con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, sin ocultar que sus obligaciones de gobierno lo hacían sentirse "asfixiado" como artista.

Gil, que asumió el cargo el 1 de enero de 2003, será sustituido por Juca Ferreira, de 59 años, miembro del Partido Verde al igual que el propio Gil.

"Sentía la enorme presión de que se amontonaban mis actividades artísticas", declaró Gil, quien ya antes había pedido dos veces a Lula abandonar el cargo, pero el mandatario había logrado disuadirlo.

La popularidad de Gil, con más de 40 años de discos en cuatro décadas de carrera, y su aspecto 'pop' con cabellos rasta o coleta, le dieron al ministro de Cultura una visibilidad "como jamás la tuvo en 20 años", según analistas. Estos también señalan que fuera de Brasil era una de las personalidades más notorias del gobierno de Lula.

Como ministro "se esforzó por darle un mayor dinamismo a la política popular", según Cicero Sandroni, de la Academia de Letras, a pesar de sentir "frustración" por no conseguir un "presupuesto más generoso".

Este año, el ministerio de Cultura recibirá 427 millones de dólares que equivalen al 0,6% del presupuesto general de la Unión y está por debajo del 1% recomendado por la Unesco. Varios robos en museos evidenciaron, por ejemplo, la falta de dinero para la seguridad de los acervos.

Las grandes victorias de Gil fueron las de "democratizar la cultura" al crear centros en favelas y reservas indígenas y definir criterios a ser adoptados por las empresas públicas para auspiciar proyectos culturales, evitando la politización en la asignación de esos fondos.

"Creó una línea cultural moderna, ligada a la cultura popular. Es la cultura 'ciberpopular'", declaró el dramaturgo José Celso Martinez.

Gilberto Gil recibía críticas por seguir actuando en conciertos siendo ministro pero señalaba que eso no le "preocupaba mucho" porque sostenía que existe una "sinergia" entre ambas actividades.

En 2005, la Comisión de Ética del Gobierno le sugirió solo ofrecer entrevistas o presentarse en conciertos fuera de su horario de trabajo a fin de evitar conflictos de intereses entre sus funciones oficiales y artísticas.

Gil estimó que dedicó el 80% de su tiempo al ministerio y el resto a sus actividades artísticas.

"La balanza tendía a inclinarse más hacia el lado artístico y entonces decidí partir", dijo Gil, que próximamente iniciará su gira 'Banda ancha', nombre de su último disco.

Gilberto Gil nació en 1942, en el nordestino Estado de Bahia, cuna de símbolos de la música popular brasileña como Joao Gilberto, pionero de la 'bossa nova', Caetano Veloso, Maria Bethania y Gal Costa.

Con Caetano Veloso lideró en los años 60 el movimiento cultural 'tropicalista' y ambos fueron presos por la dictadura en 1968 antes de marchar al exilio en Gran Bretaña al año siguiente.

miércoles, 2 de julio de 2008

Festival de Jazz de Maracay 2008

Una oportunidad para disfrutar de lo más selecto del jazz hecho en Venezuela. En Maracay es la cosa, homenajeando al maestro Santiago Baquedano. Allá nos vemos.

miércoles, 18 de junio de 2008

Esbjörn Svensson - In memoriam

Imagen cortesía de wikimedia


Esbjörn Svensson
(Bror Fredrik Esbjörn Svensson)
16 de abril de 1964, Skultuna, Suecia - 14 de junio de 2008, Estocolmo, Suecia

Su estilo de tocar y componer lo llevaron a ser considerado entre los renovadores del jazz europeo, logrando integrar diversidad de géneros musicales dentro de una misma corriente, lo cual le ayudó a derribar algunas barreras que permitiesen un acercamiento del público joven hacia el jazz. Gracias a su sobresaliente trabajo con Esbjörn Svensson Trio (EST), se hizo merecedor de galardones como el European Jazz Award y el Jazz Award de la BBC. Tempranamente, Esbjörn Svensson parte hacia otros rumbos de manera inesperada, dejando un mensaje claro, sin complejos, demostrando que la música sigue siendo un factor de unión, de innovación y de creación.

lunes, 5 de mayo de 2008

Festival de jazz de la UC - Quinta parte (al fin todas las reseñas)


Sàbado 26 de Abril de 2008


Hugo Fuguet


Hugo Fuguet

Talento, mucha energía, virtuosismo, entrega y buena vibra sirvieron de carta de presentación del guitarrista venezolano Hugo Fuguet, a quien le correspondió el cierre del VIII festival de Jazz de la Universidad de Carabobo. Con una propuesta enmarcada dentro del jazz-fusión, Hugo Fuguet demostró, una vez más, las razones por la que es considerando uno de los guitarristas de mayor nivel de nuestro país, lo cual quedó evidenciado en un concierto enérgico, con la intensidad requerida para este tipo de expresión auditiva.


Adolfo Herrera

El dominio del instrumento quedó palpado en un repertorio compuesto por los temas pertenecientes a su primera producción titulada “Desde tan lejos” así como de otras composiciones que estarán incluidas en su próximo trabajo discográfico, donde Fuguet nos habla - guitarra mediante - con un lenguaje propio, con mucha personalidad, fuerza y dinamismo.


Carlos Sanoja

Hugo Fuguet contó con el respaldo de una banda de altos kilates conformada por Hildemaro Alvarez en los teclados, quien estuvo a su antojo, sólido. El siempre sorprendente Adolfo Herrera estuvo en la batería, aportando fuerza, destreza y mucho sentido rítmico para esta propuesta. La responsabilidad de las cuerdas bajas estuvo a cargo de Carlos Sanoja, regalando pasajes sobrios y elegantes que salían de su bajo eléctrico.

Hildemaro Alvarez

El público que se dió cita en el Centro Cultural Eladio Alemán Sucre disfrutó de un concierto vibrante, cargado de energía, virtuosismo y mucho dinamismo. Un cierre merecido para un festival de jazz que sigue en franco crecimiento. Bravo por Hugo Fuguet y su banda.

sábado, 3 de mayo de 2008

Festival de jazz de la UC - Cuarta parte

Viernes 25 de Abril de 2008

Carlos Rodríguez y su Jazz Tra Tra

La música, y en especial el jazz, es un vehículo que permite que puedan agruparse diversos géneros y tendencias en una sola propuesta, obteniendo como resultados caminos sonoros infinitos, abriendo las posibilidades para que el horizonte se muestre amplio en toda su riqueza y esplendor. Así las cosas, la propuesta de Carlos Rodríguez y su Jazz Tra Tra nos brindó suficientes elementos conjugados desde su perspectiva musical, donde el jazz y la música venezolana hacen una suerte de simbiosis capaz de abrir nuevas rutas dentro de las artes auditivas.

Carlos Rodríguez y su Jazz Tra Tra

Carlos Rodríguez nos presentó parte de lo que será su próxima producción como líder de agrupación, mostrando todo el dominio de las cuerdas bajas tanto el contrabajo acústico como el bajo eléctrico, reafirmando la dimensión que ha alcanzado a través del tiempo, lo cual le ha permitido tocar con grandes músicos de la talla de Gerry Weil, Soledad Bravo, Gonzalo Micó, Alberto Naranjo, Saúl Vera y Ofelia del Rosal, entre otros.

Carlos Rodríguez

Para esta ocasión, Carlos Rodríguez se hizo acompañar por Hildemaro Alvarez en los teclados, siempre solvente y creativo, derrochando buen gusto y talento. La batería estuvo a cargo del siempre enérgico Miguel Hernández, versátil baterista que aporta solidez en los ritmos y un profundo conocimiento de los patrones rítmicos afrovenezolanos. Julio Andrade estuvo soplando los saxos soprano y tenor, moldeando el aire en cada una de sus ejecuciones. Finalmente, no podía faltar la presencia del cuatro, el cual fue responsabilidad de Carlos Pineda, quien con un alto nivel técnico en nuestro instrumento nacional completó la agrupación. Como sorpresa de la noche estuvo como invitada la cantante Emi Herrera, quien desplegó su talento vocal en par de temas para deleite del público presente.

Emi Herrera

Matices venezolanos, jazz, sensibilidad y entrega fueron algunos de los regalos que nos brindó Carlos Rodríguez y su jazz Tra Tra, en un concierto que nos demostró, una vez más, el gran nivel vivido a lo largo del VIII Festival de Jazz de la Universidad de Carabobo.

jueves, 1 de mayo de 2008

Festival de jazz de la UC - tercera parte

Jueves 24 de abril de 2008

Big Band Jazz de la Banda de conciertos del estado Lara “Maestro Antonio Carrillo”

Big band Jazz

Siempre da gusto escuchar a una big band, sobre todo cuando proviene de una de las bandas de mayor tradición, renombre y antigüedad del país como lo es la banda de conciertos del estado Lara “Maestro Antonio Carrillo”. Lo presenciado por quienes tuvimos la oportunidad de asistir al concierto fue un bálsamo de excelentes arreglos, solidez en sus líneas de instrumentos y una gran dosis emotiva que cada uno de los músicos mostró a lo largo de su actuación, lo cual contagió al público que de dio cita en el Centr Cultural Eladio Alemán Sucre.

La Big Band Jazz nos paseó por un repertorio variado, donde su sonido limpio y lleno de vida dibujó cada una de las historias hechas sonidos, buscando ofrecer esa sonoridad que es capaz de describirnos diversas formas y colores, alcanzando niveles de emotividad importantes, dignos representantes del estado musical de Venezuela. Es preciso destacar que la Big Band jazz estuvo dirigida por el maestro Edgar Rodríguez, quien realizó solos cargados de buen gusto en el saxo alto con un alto dominio técnico y la sensibilidad requerida cuando de jazz se trata. Temas mundialmente conocidos como Cabalo viejo, On the mood o Chica de Ipanema, entre otros, formaron parte del repertorio ejecutado por la Big Band Jazz, así como los temas Disco lover y Working blue, pertenecientes al maestro Antonio Giménez, quien desde el piano acompañó éste último cuando al público solicitó un tema más al finalizar el show.

Un concierto rico, cargado de toda la sonoridad que una big band puede ofrecer, con músicos de alto nivel capaces de enfrentar con solvencia los arreglos más complejos, digno de un festival de jazz. Que se repita.

viernes, 25 de abril de 2008

Festival de Jazz de la UC - Segunda parte

MIERCOLES 24 DE ABRIL DE 2008

Carmelo Medina Jazz Trío


Carmelo Medina Jazz Trío


Carmelo Medina, virtuoso guitarrista de amplia trayectoria, dueño de un lenguaje propio y siempre en la búsqueda de nuevos caminos dentro del jazz, nos ofreció un concierto con temas de su primera producción discográfica llamada “Horizontes” así como de su próxima grabación, la cual saldrá a la venta este año, donde el jazz, funk, rock y la música venezolana hacen cita para reunirse y aportar sus matices a favor de un registro sonoro de altos kilates.

Carmelo Medina


En esta ocasión presenciamos uno de los tríos de mayor poder y vértigo que hemos escuchado, con mucho virtuosismo y derroche de energía, producto del talento de tres músicos que comparten un alto nivel de ejecución, complicidad, originalidad, entrega y mucha energía, en quienes convergen diversos elementos que se hacen un bloque sólido capaz de servir de base para el tren arrollador de la agrupación.

Humberto Casanova


Carmelo Medina es un músico que siempre sorprende por la cantidad de ideas que genera a través de las cuerdas de su guitarra, por un elevado nivel técnico y por su capacidad de asimilar influencia de músicos de la talla de Frank Gambale, Scott Henderson, John Scofield o Mike Stern, por citar solo algunos. En esta ocasión, el trío estuvo conformado por el vertiginoso Rafael Querales en el bajo y el poderío bélico de Humberto Casanova en la batería, quienes aportaron suficientes elementos sonoros para que el trío tuviese la solidez necesaria y requerida en este tipo de eventos, haciendo que el jazz se presentase sin pudores ni complejos, mostrándose con su mejor cara.
Rafael Querales


La nota sorpresiva de la noche fue la invitación que Carmelo Medina hiciera a Leonard Jácome, joven arpista de dilatada trayectoria – para más señas, arpista de Reynaldo Armas - quien acompañó al trío en par de temas y lució enorme en cada uno de los solos que le tocó realizar.


Carmelo Medina Jazz trío y su invitado Leonard Jacome en el arpa

Bravo por Carmelo Jazz Trío y todo el despliegue de talento, virtuosismo y originalidad que nos obsequiaron. Que se repita.

Festival de Jazz de la UC - Primera parte

Cada festival tiene sus particularidades, relatos que se irán escribiendo con notas y silencios a medida que los hechos transcurran, más si se trata de un festival donde el jazz tiene el rol protagónico.

Nada como el jazz para lo irrepetible, para aquellas historias que se escribirán sobre la marcha, aquellas que hacen vida sobre los compases del reloj

Así las cosas, hemos asistido a los eventos principales, ya que por razones de tiempo y de trabajo no hemos podido estar en las actividades que se han llevado a cabo en las facultades y dependencias de la Universidad de Carabobo.

En resumen, esto es lo que hemos visto hasta la fecha.

DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2008
UC Jazz y la Orquesta de Cámara de la Universidad de Carabobo.



UC Jazz y la Orquesta de Cámara de la Universidad de Carabobo

El talento de dos agrupaciones pertenecientes a la Universidad de Carabobo se reunió para dar el inicio oficial al VIII festival de Jazz de nuestra Alma Mater. Con arreglos bien interesantes, donde se intentó mezclar la sobriedad de una orquesta de cámara con lo expresivo de una agrupación de jazz. Bien por ambas agrupaciones, quienes entregaron lo mejor de sí para ofrecernos un repertorio de calidad y buen gusto. Mención aparte para la mezzosoprano Nilda López, quien nos regaló un repertorio de temas cargados de sensibilidad y calidad interpretativa, mostrando como el jazz puede trasladarse hasta otros territorios sin peligro alguno.

MARTES 23 DE ABRIL DE 2008
María Elena Millán


María Elena Millán


Su voz se ha curtido de diversas expresiones musicales que la han nutrido. Pop, rock, brasil y jazz han sido ingredientes fundamentales que se han mostrado a lo largo de su carrera, pero el jazz siempre ha tenido un lugar especial para ofrecerse en la belleza y versatilidad de su voz, la cual manejó de manera exquisita en medio de un repertorio exigente, cargado de arreglos muy bien logrados y una ejecución limpia, destacada. Así, con propiedad y mucha calidad interpretativa, María Elena Millán nos dio una recorrida por la música que le gusta, esa que disfruta y saborea lentamente, como un buen vino, disfrute compartido por un público que se entregó sin problemas a los brazos del jazz.

La banda

María Elena Millán se acompañó de una banda de músicos carabobeños conformada por el descollante Rafael Querales en el bajo y dirección musical, siempre sólido y deslumbrante, considerado hoy por hoy uno de los grandes bajistas del país. De la guitarra electrica se encargó Oswaldo Flores, ofreciendo notas y solos muy firmes, con personalidad y estilo, demostrando el por qué pertenece a ese grupo de guitarristas privilegiados de nuestra ciudad. En el piano estuvo Reinaldo Fernandez, a quien siempre he considerado un pianista de excepción, con muchos recursos y creatividad para aportar ideas desde las teclas. Como baterista Gerardo Urriera nos demostró lo técnico y sorprendente que es colocando los ritmos en su justa proporción, con ideas claras y determinantes.

Como siempre, María Elena Millán superó el pronóstico con un concierto muy bien llevado, emotivo y lleno de los matices que el jazz siempre regala.

miércoles, 16 de abril de 2008

VIII Festival de jazz de la Universidad de Carabobo

Desde el año 2000, la Universidad de Carabobo, a través de su Dirección de Cultura, nos brinda el Festival de Jazz, donde hemos apreciado el talento regional y nacional en esta manifestación auditiva. Para este año, el programa se ha extendido, ofreciendo conciertos y clínicas, de manera de elevar el aporte cultural que se persigue con la realización de este evento.
Para este año, se contará con la presencia de importantes músicos venezolanos entre os que destacan Franco Nasi, Carmelo Medina, Hugo Fuguet, Carlos Rodríguez, María Elena Millán y Omar López, enre otros.
Como de costumbre, el programa central se desarrollará en el Centro Cultural Eladio Alemán Sucre (CCEAS).
La entrada para cada uno de esto eventos es gratuita. Nos vemos en el festival.
El programa completo a continuación:
8vo. Festival de Jazz de la UC
Abril de 2008 – Valencia

Domingo 20
UC Jazz con la Orquesta de Cámara de la UC
11:00 a.m. Teatro Dr. Alfredo Celis Pérez

Lunes 21
Clínica, Armonía y Composición de Jazz. Franco Nasi.
3:00 a 6:00 p.m. Sala Alternativa CCEAS

Concierto Po Va Sham
4:00 p.m. La Remolacha (Bárbula)

Martes 22
Clínica, Armonía y Composición de Jazz. Franco Nasi.
3:00 a 6:00 p.m. Sala Alternativa CCEAS

Concierto pedagóogico. Omar López Trío.
4:00 p.m. Casa Comunal Vvnda Rural

Joangela & Jazz Quartet4:00 p.m.
Bulevar de La Facultad de Ingeniería UC

María Elena Millán
7:30 p.m. CCEAS

Miércoles 23
Concierto pedagógico. UC Jazz
11:00 a.m. Biblioteca FACE

Mr. Jazz
4:00 p.m. Auditorio de FACES

Latin String Quartet
4:00 p.m. Espacios abiertos Facultad Ciencias de la Salud

Carmelo Medina Jazz Trío: Carmelo Medina (Guitarra) Rafael Querales (Bajo) y Humberto Casanova (Batería)
7:30 p.m. CCEAS

Jueves 24
Concierto pedagógico.UC Jazz
11:00 a.m. Sala Magistral FCPJ (Derecho) UC

Big Band Banda Sinfónica 24 de Junio
4:00 p.m. Auditorio FACE

Baroko
4:00 p.m.Campus La Morita - Maracay

Big Band Banda Sinfónica Barquisimeto
7:30 p.m.CCEAS

Viernes 25
Concierto pedagógico. UC Jazz
11:00 a.m. Biblioteca de Ingeniería

Latin String Quartet
11:00 a.m.Pabellón de Odontología

Carlos Rodríguez Cuarteto.
7:30 p.m. CCEAS

Sábado 26
Hugo Fuguet (Guitarra) acompañado por Adolfo Herrera (Batería), Hildemaro Alvarez (Piano) y Rodner Padilla (Bajo)
7:30 p.m. CCEAS

martes, 15 de abril de 2008

Sobre tocar


Antes que nada, toco para mí. Si hay gente que viene a escucharme, mejor
Miles Davis, 1971

viernes, 4 de abril de 2008

¡Cúrate!

El tambor guarda secretos, historias ancestrales que han viajado de generación en generación y se han alojado en las manos de quienes logran rendir culto a toda esa amalgama de relatos y culturas, las cuales hacen vida entre madera y cueros. Mediante el tambor hemos logrado comunicarnos, construir ritmos y hasta ha servido como elemento importante para alejar muchos de nuestros males. Razones como estas son las que el maestro Orlando Poleo nos ha dibujado, tambor mediante, en su producción ¡Cúrate! grabada en el año 2007.

A diferencia de sus anteriores producciones como Cimarroneando, El Buen Camino o Lo bueno de la vida, ¡Cúrate! es un disco totalmente enmarcado dentro de la salsa, bailable una y otra vez, aunque también se puede apreciar el encuentro de los ritmos del caribe con el jazz y otras expresiones urbanas, sintiendo el aporte que Poleo le imprime al frente de sus congas, aporte que se ha nutrido de sus estudios de los ritmos afrocaribeños que han tenido su origen en Cuba, Puerto Rico y Venezuela, y que Poleo ha ido desarrollando y combinando entre sí, junto a matices provenientes del jazz y sus alrededores, logrando un sonido particularmente sólido, sin grietas ni falsas costuras. Un sonido que habla que el caribe es uno solo, poderoso y mágico, donde se cocinan diversos sabores al calor del sol que todos compartimos.

Con un repertorio de diez temas, ¡Cúrate! es de esos trabajos discográficos que derrocha arreglos cargados de buen gusto, sabrosura en la hechura y vestimenta de cada tema y todo el ritmo del cual Poleo se ha alimentado a través del tiempo, demostrando una vez más que el sitial que ocupa dentro de la música se lo ha ganado a punta de esfuerzo, talento y estudio de la percusión afrocaribeña. Destaca el trabajo de su orquesta Chaworó –todo un camión cargado de sabor y afinque, como decimos en el medio salsoso – así como de tres invitados de lujo que le ponen una nota especial al asunto. Ellos son Oscar D’León, quien sonea con autoridad en el tema On n’a qu’une vie, y los cubanos José Luis Quintana “Changuito” y Horacio “El Negro” Hernandez en el tema Aquí están donde derrochan clase y maestría en el arte de ponerle vida al timbal y a la batería, respectivamente.

Poleo nos invita a guarachar con su maestría en las tumbadoras, a curarnos los males con el tambor y a seguir echando un pie sin complejo alguno con un disco que reúne el sabor de la salsa brava y el peso de una orquesta que navega sin problemas por aguas del caribe.

CRÉDITOS
Orlando Poleo: Tumbadoras
Philippe Slominski: Trompeta
Allen Hoist: Saxofon Alto
Pablo Gil: Saxofon Tenor
Sebastian Jimenez: Bajo
Gerardo Di Giusto: Piano
Simon Ville: Timbales
Luis Viloria: Bongo
Benigno Medina: Bata
Carlos Esposito “Kutimba”: Vocales Lider & Güiro
Cheo Linares: Vocales

TRACK LIST
1.- Aqui Están
2.- On N´a Qu´une Vie
3.- Nació Salsero
4.- Arriba Mi Montuno
5.- La Clave y El Bongó
6.- Orlian
7.- ¡Cúrate!
8.- Soy de Venezuela
9.- Niños de la Calle
10 - Hemisferio Musical

sábado, 22 de marzo de 2008

Cachao - In memoriam

Cachao
Israel López
(La Habana, Cuba, 14SEP1918 - Coral Gables, Miami, Estados Unidos, 22MAR 2008)

Su incuestionable aporte en la música siempre será recordado. Desde su contrabajo emergían las notas cargadas de ritmo y sazón cubana con las cuales se hizo de un merecido espacio dentro del mundo musical. Igualmente lideró las famosas descargas cubanas inmortalizadas en grabaciones que forman parte de nuestro acervo musical afrocaribeño, quizás su aporte más visible. Sin embargo, junto a su hermano Orestes López escribieron más de 3000 danzones y crearon el “nuevo ritmo”, pilar fundamental de lo que hoy conocemos como mambo. Un grande de la música que emprende el viaje hacia nuevos territorios para formar la descarga.

Como su ritmo no hay dos, ni habrá.

lunes, 17 de marzo de 2008

Una noche de descargas

Descargando junto a Nelson Arrieta (Bongó) y Gerardo Rosales (Compact conga)



Una noche de descargas es irrepetible. Nunca va a ser igual otra, por más que intentemos calcar el ambiente de una anterior, colocar las mesas en el mismo sitio o llamar a los mismos músicos, incluso aunque se trate de tocar el mismo repertorio usando las mismas partituras que ya habían sido usadas con antelación. Una noche de descargas de jazz siempre es una sorpresa por recibir, un regalo nuevo que llega a nuestras manos, y que tenemos que abrir y disfrutar, que tenemos que descifrar mediante los códigos establecidos – o no – para tal efecto, sobre todo cuando a uno le toca ser protagonista sobre la tarima de todo este acto maravilloso de crear música al instante, hecha con hilos provenientes del mundo interno de cada constructor de sonidos.

Una noche de descargas es como una puerta que apenas se abre, y por ese espacio estrecho se dejan colar los aromas seductores que lo van llevando a uno a querer cruzarla, a indagar sobre lo que vive refugiándose detrás de ella, aguardando a que nos acerquemos a esas invisibles formas de derramar expresividad que nos permiten elevarnos y estructurar mensajes cargados de emotividad, rociando cada nota emitida cual fina llovizna que elabora reflejos en el ambiente.

Una noche de descargas no es para dirimir quien echa más o si alguno es mejor o peor que otro. Una noche de descargas es un punto de partida para explorar usando solamente una brújula o un sextante, instrumentos necesarios para orientarse en la navegación por las rutas que se pueden trazar, mientras que en el caso de los sonidos, cada cual indicará las rutas a través de su instrumento. Cada uno habla, instrumento mediante, y elabora su discurso, unos más breves que otros, pero siempre teniendo algo que decir, buscando expresar sensaciones que emergen con fuerza propia, sembrando ideas en cada espacio.

Una noche de descargas es única, poseedora de una historia propia.

sábado, 9 de febrero de 2008

Podcast - Entra en clave - Episodio 2

Gracias a los buenos amigos de oyesto.com tenemos nueva casa para alojar nuestro podcast. Antes de hablarles de que va el podcast de esta semana, quisiera agradecer a quienes han reseñado el trabajo que estamos comenzando a hacer en este formato, me refiero al buen amigo Jorge Gómez Jímenez del blog Jorgeletralia; así como a las siempre amigas Nacarid López y Anairene Asuaje, encargadas de la producción y conducción del programa Makina transmitido por La Mega de Barquisimeto, Venezuela, quienes nos reseñaron en una sección del programa.

El de esta semana (el podcast, cuidado con pensar otra cosa) va hacia los caminos del latin jazz, fusión que abrió infinitos caminos de rica sonoridad. La selección es la siguiente (Tema - Intérprete - País):

  1. Rancho central - Gerardo Rosales - Venezuela
  2. Mi socio - Nené Quintero - Venezuela
  3. Moliendo café - Carlos Guedes - Venezuela
  4. Cubano chant - Bobby Shew - Estados Unidos
  5. Estela va a estallar - Irakere - Cuba

Espero los disfruten. Seguimos en clave….

miércoles, 6 de febrero de 2008

Tata Guines - In memoriam

Tata Güines
Federico Arístides Soto Alejo
(Güines, Cuba 18JUL1930 – La Habana, Cuba 04FEB2008)

Por un momento el tambor hace silencio para despedir a una de las leyendas vivientes del tambor, a uno de los más estudiosos percusionistas que el Caribe haya contado entre sus hijos, cuyos aportes a la ejecución de las tumbadoras permanecerán de generación en generación. De manos siempre muy cercanas al cuero, Tata Güines caracterizó su sonido limpio, claro, con un fraseo distintivo y cargado de todo el añejo sabor macerado en la mayor de las antillas, logrando extraer sonidos ancestrales, vivos. Hoy el tambor hace pausa, pero debe seguir repicando para que el legado permanezca entre nosotros.

domingo, 27 de enero de 2008

Podcast - Entra en clave - Episodio 1


Luego de varias experiencias a nivel de medios como radio y prensa, aparte del tiempo dedicado a mantener este blog, llega el momento de experimentar con el formato de podcast. Sin la rigurosidad que el medio radio requiere, pero tratando de mantener estándares de calidad en el contenido y el mensaje musical que se intenta difundir, inicio esta nueva experiencia frente a un podcast. Se trata de llevar parte de lo ya trabajado con un estilo ligero, compartiendo sensaciones y vivencias sobre la música que capta mis sentidos, la que asumo como propia, en fin, la que me gusta.

El primero de mis podcast, llamado Entra en clave - Versión podcast, está dedicado a explorar algunos temas de la salsa brava hecha en Venezuela (en Podomatic, por ahora).


Click here to get your own player.


Espero lo disfruten.

Seguimos en clave...

lunes, 7 de enero de 2008

Who let the cats out - Mike Stern


Cuando escuché Who let the cats out por primera vez, lo primero que vino a la mente era el tema de conversación entre músicos: La capacidad de Mike Stern para amalgamar una diversidad de géneros y canalizar las corrientes de energía que tanto el propio Stern como quienes lo acompañan en esta aventura aportan desde sus respectivos instrumentos. Por otro lado, el indudable virtuosismo de Mike Stern lo colocan en un sitio privilegiado dentro de la élite de los guitarristas a nivel mundial, destacando como improvisador virtuoso y con una energía inagotable, un discurso coherente cargado de claras ideas y una sonoridad distintiva, elementos característicos de un nombre referencial dentro del mundo del jazz.

El lenguaje de Stern en la guitarra se sigue mostrando evolutivo, gracias a su paso por agrupaciones como Blood, Sweat & Tears, su importantísimo transitar al lado de Miles Davis, su período junto al virtuoso bajista Jaco Pastorius o bien por sus 13 grabaciones como líder de agrupación, donde el jazz, blues, rock y funk han tenido un carácter protagónico en la evolución del lenguaje musical del nativo de Massachussets.

En Who let the cats out encontramos en un Stern abierto a diversas influencias, mostrando , y eso es palpable gracias a la participación de importantes nombres del mundo musical como los virtuosos bajistas Richard Bona, Victor Wooten, Chris Mihn Doky, Anthony Jackson y Meshell Ndegeocello; la maestría de un Dave Weckl en la batería, así como de Kim Thompson, una mujer que asume los tambores y platillos con un discurso muy particular, propio de quienes buscan nuevas rutas que transitar, ofreciendo la necesaria cuota tanto de ritmos sólidos y precisos como de los necesarios y oportunos matices. Bob Franceschini, por su parte, nos muestra la versatilidad de un saxofonista que ha navegado por diversas corrientes de la música donde el jazz ha estado presente. Destaca, además, la presencia del trompetista Roy Hargrove, Bob Malach en en Saxofón y Gregoire Maret en la Armónica.

Sin lugar a dudas, Who let the cats out es una produccíon que muestra de manera abierta los caminos transitados por Stern, una suerte de Bop & Roll con la energía suficiente como para seguir buscando nuevas coordenadas dentro de la música y adentrarse en las mismas sin temores Buena música, energizante, cargada de vida.

Seguimos en clave…

Créditos
Mike Stern: Guitarra eléctrica y acústica
Bob Franceschini: Saxo Tenor (1-4,9-11)
Jim Beard: Piano, órgano, sintetizador, clavinet
Chris Minh Doky: Bajo Acústico (1,6,9)
Kim Thompson: Batería (1-3,6,7,9,10)
Roy Hargrove: Trompeta (2,9)
Meshell Ndegeocello: Bajo (2,8)
Dave Weckl: Batería (3,5,8,11)
Richard Bona: Bajo eléctrico, voces (3-5,10)
Gregoire Maret: Armónica (5,8)
Victor Wooten: Bajo eléctrico (7)
Bob Malach: Saxofón (7)
Anthony Jackson: Bajo eléctrico (11).

Temas
1.- Tumble Home;
2.- KT;
3.- Good Question;
4.- Language;
5.- We’re With You;
6.- Leni Goes Shopping;
7.- Roll With It;
8.- Texas;
9.- Who Let the Cats Out?;
10.- All You Need;
11.- Blue Runway