viernes, 25 de abril de 2008

Festival de Jazz de la UC - Primera parte

Cada festival tiene sus particularidades, relatos que se irán escribiendo con notas y silencios a medida que los hechos transcurran, más si se trata de un festival donde el jazz tiene el rol protagónico.

Nada como el jazz para lo irrepetible, para aquellas historias que se escribirán sobre la marcha, aquellas que hacen vida sobre los compases del reloj

Así las cosas, hemos asistido a los eventos principales, ya que por razones de tiempo y de trabajo no hemos podido estar en las actividades que se han llevado a cabo en las facultades y dependencias de la Universidad de Carabobo.

En resumen, esto es lo que hemos visto hasta la fecha.

DOMINGO 21 DE ABRIL DE 2008
UC Jazz y la Orquesta de Cámara de la Universidad de Carabobo.



UC Jazz y la Orquesta de Cámara de la Universidad de Carabobo

El talento de dos agrupaciones pertenecientes a la Universidad de Carabobo se reunió para dar el inicio oficial al VIII festival de Jazz de nuestra Alma Mater. Con arreglos bien interesantes, donde se intentó mezclar la sobriedad de una orquesta de cámara con lo expresivo de una agrupación de jazz. Bien por ambas agrupaciones, quienes entregaron lo mejor de sí para ofrecernos un repertorio de calidad y buen gusto. Mención aparte para la mezzosoprano Nilda López, quien nos regaló un repertorio de temas cargados de sensibilidad y calidad interpretativa, mostrando como el jazz puede trasladarse hasta otros territorios sin peligro alguno.

MARTES 23 DE ABRIL DE 2008
María Elena Millán


María Elena Millán


Su voz se ha curtido de diversas expresiones musicales que la han nutrido. Pop, rock, brasil y jazz han sido ingredientes fundamentales que se han mostrado a lo largo de su carrera, pero el jazz siempre ha tenido un lugar especial para ofrecerse en la belleza y versatilidad de su voz, la cual manejó de manera exquisita en medio de un repertorio exigente, cargado de arreglos muy bien logrados y una ejecución limpia, destacada. Así, con propiedad y mucha calidad interpretativa, María Elena Millán nos dio una recorrida por la música que le gusta, esa que disfruta y saborea lentamente, como un buen vino, disfrute compartido por un público que se entregó sin problemas a los brazos del jazz.

La banda

María Elena Millán se acompañó de una banda de músicos carabobeños conformada por el descollante Rafael Querales en el bajo y dirección musical, siempre sólido y deslumbrante, considerado hoy por hoy uno de los grandes bajistas del país. De la guitarra electrica se encargó Oswaldo Flores, ofreciendo notas y solos muy firmes, con personalidad y estilo, demostrando el por qué pertenece a ese grupo de guitarristas privilegiados de nuestra ciudad. En el piano estuvo Reinaldo Fernandez, a quien siempre he considerado un pianista de excepción, con muchos recursos y creatividad para aportar ideas desde las teclas. Como baterista Gerardo Urriera nos demostró lo técnico y sorprendente que es colocando los ritmos en su justa proporción, con ideas claras y determinantes.

Como siempre, María Elena Millán superó el pronóstico con un concierto muy bien llevado, emotivo y lleno de los matices que el jazz siempre regala.

1 comentario:

María Elena Millán dijo...

Hola!
Quiero agradecer tus amables palabras para con el trabajo que presentamos el martes 22, en el marco del VIII festival de Jazz de la UC.
Pero sobre todo, quiero agradecerte por estar allí y seguir de cerca lo que ocurrió a lo largo del Festival.
Ojalá coincidamos otra vez en el futuro, en estos menesteres "jazzosos".-

María Elena Millán
www.myspace.com/maelenamillan